Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

Otegi, absuelto de enaltecer a ETA

También absuelve a otros dos miembros de Batasuna, Joseba Permach y Joseba Álvarez, para los que la Fiscalía reclamaba, al igual que para Otegi, 18 meses de prisión y el Foro Ermua dos años de cárcel.

A la derecha, el ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi
El tribunal impide al Foro Ermua acusar por desobediencia y reunión ilícita a Otegi
EFE

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha absuelto al ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi de la comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo durante un mitin celebrado en el velódromo de Anoeta de San Sebastián en noviembre de 2004, al considerar que en este acto no ensalzó a la banda sino que defendió "la conveniencia y necesidad de un proceso de diálogo y negociación para la resolución del conflicto de manera pacífica y democrática".

El tribunal, que también ha eximido de responsabilidad penal a los dirigentes de Batasuna Joseba Permach y Joseba lvarez, procesados por el mismo delito, considera que los acusados no fueron "autores concretos" de la exhibición de imágenes de etarras durante el acto y de la distribución de propaganda de la organización terrorista.

Los magistrados, que desoyen de esta forma la petición de 18 meses de cárcel que planteó la fiscal Teresa Sandoval, aclaran que su resolución "sólo se atiene a razones jurídicas y no de cualquier índole, por muy legítimas que sean", al tiempo que muestran sus "serias dudas" sobre la autoría de las personas imputadas en la exhibición de imágenes y el reparto de propaganda relativa a ETA.

Esta es la segunda vez que la Audiencia Nacional absuelve a Otegi desde que es portavoz de Batasuna, ya que en marzo de 2007 se le eximió de responsabilidad por los homenajes dedicados a la etarra Olaia Kastresana. De igual modo, en noviembre de 2005 el Tribunal Supremo le condenó a un año de cárcel por injurias al Rey después de haberle llamado "jefe de los torturadores".

Además, en abril de 2006 se le impusieron 15 meses de cárcel por enaltecer al etarra José Manuel Beñaran, 'Argala'; y en febrero de 2010 fue condenado a dos años por enaltecer al también terrorista José María Sagarduy, aunque esta sentencia está a la espera de ser confirmada por el Supremo. En la actualidad, se encuentra en prisión preventiva por un delito de integración en organización terrorista en el marco de las causas de Batasuna y Bateragune.

"Margen de duda"

La resolución judicial, de la que ha sido ponente el magistrado Julio de Diego, sostiene que no se puede considerar que las pruebas presentadas en el juicio y que intentaban demostrar la intervención de los acusados en la planificación del acto sean "definitivamente concluyentes", ya que "dejan un margen de duda suficiente y razonable sobre su verdadera implicación en los hechos".

Los dirigentes de Batasuna admitieron ante el tribunal su participación en el acto político y defendieron que no tuvieron responsabilidad ninguna en su diseño y que incluso ignoraban el contenido del mitin. De esta forma, los tres aseguraron que su finalidad no era "homenajear a ETA" sino "presentar una propuesta de paz".

Ante este argumento, el tribunal señala que no es posible llegar a la conclusión de que las pruebas sean "tan fuertemente indicativas y verdaderamente determinantes" que demuestren de forma "incontestable" que los tres acusados intervinieron en el montaje de las imágenes de etarras exhibidas y en el reparto de 'zutabes' y 'zuzen' (boletines interno y externo de la banda, respectivamente).

Investigación sin "conocimientos científicos"

El ponente también critica con dureza la investigación realizada por la Guardia Civil, al indicar que sus informes de inteligencia "no explican lo suficiente ni aportan datos externos que permitan demostrar la responsabilidad de los acusados en calidad de autores de lo sucedido en el velódromo de Anoeta".

"Ha resultado que esos informes no merecen tal calificativo, ya que no se han utilizado conocimientos técnicos, científicos, artísticos o prácticos de los que carezca el tribunal", señala la sentencia antes de añadir que la investigación se basaba únicamente en la visualización directa del acto o las imágenes facilitadas por los medios de comunicación, por lo que sólo contienen "meras deducciones" de sus autores.

De igual modo, los magistrados consideran que no se ha podido acreditar "ningún acto material o acuerdo de voluntades" por parte de Otegi, Permach y lvarez "tendente a programar o diseñar" el acto político de Anoeta, por lo que "el resultado ha de ser una sentencia absolutoria".

Hasta dos años de cárcel

Durante el juicio, la fiscal Teresa Sandoval solicitó que los tres dirigentes de la formación abertzale fueran condenados a 18 meses de prisión, al considerar que controlaron de forma "inequívoca" lo ocurrido en el interior del recinto, donde se expusieron fotos de etarras y se profirió de forma repetida la expresión "gora ETA". El Foro de Ermua, que ejerció la acusación popular, solicitó dos años de cárcel para los tres acusados también por el delito de enaltecimiento.

En la vista, en la que declaró como testigo el presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE), Jesús Eguiguren, Otegi aseguró que Batasuna "rechaza el uso de la violencia para imponer un proyecto político".

Etiquetas