Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DELINCUENCIA

"Ofensiva" contra el robo de cobre

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han lanzado una "ofensiva" para intentar atajar el duro repunte de los robos de cobre y de cable eléctrico, que han dejado a oscuras y sin teléfono a pueblos enteros, sin farolas a decenas de kilómetros de carretera, y que incluso han obligado a cortar alguna vía férrea.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han lanzado una "ofensiva" para intentar atajar el duro repunte de los robos de cobre y de cable eléctrico, que han dejado a oscuras y sin teléfono a pueblos enteros, sin farolas a decenas de kilómetros de carretera, y que incluso han obligado a cortar alguna vía férrea.

Fuentes del Interior explicaron que en el marco de esta "ofensiva" se han dado instrucciones precisas a todas las unidades policiales con competencias en la materia para que extremen la vigilancia y control de las chatarrerías y fundiciones donde se procesa el metal robado, que después se exporta a países como China.

El dispositivo contempla además acuerdos de colaboración con las principales empresas afectadas -compañías eléctricas, de telecomunicaciones y ADIF-, para establecer medidas preventivas que eviten los asaltos en el futuro.

Prueba de este plan especial, en el que también trabajan las policías autonómicas, es la reciente macroredada llevada a cabo de forma simultánea en toda España y en la que la Policía y la Guardia Civil lograron recuperar 103 toneladas de cobre robado. En la operación, en la que participaron 12.600 agentes de ambos cuerpos -un despliegue sin precedentes-, se inspeccionaron más de 1.000 chatarrerías y se detuvo a 24 personas, en su inmensa mayoría por comprar el material sustraído.

Esas más de 100 toneladas de cobre recuperado habrían alcanzado un precio en el mercado negro de más de 500.000 euros, unos 5 euros por cada kilo de metal robado, lo que lo convierte en un "negocio" muy rentable.

Etiquetas