Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CONFLICTO DIPLOMÁTICO

Nueva marejada política en Gibraltar

Los últimos incidentes entre la Policía gibraltareña y la Guardia Civil en aguas de la bahía de Algeciras parecen estar detrás de la nueva marejada diplomática que se cierne sobre el Peñón.

Peter Caruana con los ministros de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, y Reino Unido, David Miliband, en un encuentro del año pasado
Caruana suspende de las reuniones sobre Gibraltar
ARCHIVO

Los últimos incidentes entre la Policía gibraltareña y la Guardia Civil en aguas de la bahía de Algeciras parecen estar detrás de la nueva marejada diplomática que se cierne sobre el Peñón. Peter Caruana, ministro principal de Gibraltar, anunció ayer la suspensión de dos reuniones de trabajo previas al Foro Tripartito -en el que están presentes los Gobiernos de España, el Reino Unido y Gibraltar- en las que se iba a analizar la cooperación en las aguas cercanas al Peñón, cuya soberanía discuten Madrid y las autoridades de la colonia británica. También retó al jefe de la Diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, a que lleve el litigio por la soberanía de estas aguas a la Corte Internacional de Justicia.

Fuentes del Ministerio de Exteriores intentaron rebajar la tensión y alegaron "problemas técnicos" para justificar lo que califican de "aplazamiento de mutuo acuerdo" y no de "suspensión" de estos encuentros. Sin embargo, un portavoz del departamento no concretó la nueva fecha para este cónclave que debía sentar las bases para el foro ministerial tripartito que tiene previsto celebrarse en Madrid el próximo diciembre.

Las reacciones políticas no se hicieron esperar. El PP reclamó una rápida respuesta a lo que consideran como una "salida de tono" de Peter Caruana. El diputado popular por Cádiz José Ignacio Landaluce cree que el Gobierno español, "en vez de asumir su responsabilidad, se está convirtiendo en un títere bailando al son que marca Gibraltar".

Desde el PSOE se opina que es un hecho "negativo" para el proceso de diálogo en la zona. No obstante, el senador socialista José Carracao no cargó las tintas sobre Caruana sino que achacó la decisión del ministro gibraltareño "a las presiones" que estaría recibiendo de la oposición conservadora en la Roca.

Etiquetas