Despliega el menú
Nacional

SUCESOS

Muere una mujer en Tenerife a manos de su yerno

La fallecida, de 78 años, fue golpeada con un palo por el presunto asesino, de 47 años, al que encontró la policía escondido en el garaje.

Vivienda en La Guancha, Tenerife, donde se produjo el caso de violencia doméstica.
Muere una mujer en Tenerife a manos de su yerno
RAMóN DE LA ROCHA/EFE

Un hombre mató ayer presuntamente a su ex suegra en Tenerife tras romper la puerta de la vivienda familiar en busca de la hija de la fallecida, su ex esposa, a la que encontró con su nueva pareja, aunque ambos lograron escapar, informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias.

Los hechos se produjeron en el municipio tinerfeño de La Guancha, al noroeste de la isla, que estaba celebrando las fiestas municipales; sobre las 06.30 horas, el presunto homicida, de 47 años y que ha sido detenido por la Guardia Civil, pretendía entrar en la vivienda de su ex pareja y mostraba síntomas de embriaguez.

Según estas fuentes, el hombre rompió la puerta de entrada de la vivienda, donde residía su ex pareja, el actual novio de ésta y la madre de ella -O.P.G.-,una anciana, de 78 años, que no pudo escapar. Al parecer, tras romper la puerta, el detenido golpeó con un palo a su ex suegra, a quien supuestamente culpaba de la separación de su ex mujer, a la que había amenazado de muerte en varias ocasiones.

Orden de alejamiento

La Delegación del Gobierno en Canarias precisó que el hombre tenía una orden de alejamiento de su ex mujer dictada el 27 de abril de este año y de grado medio en cuanto al nivel de riesgo. La Guardia Civil señaló en un comunicado que el detenido ha sido identificado como R.A.L. y que se encuentra a disposición del equipo de la Policía Judicial del Cuerpo en el Puesto de Icod de los Vinos.

El cuerpo de la víctima fue encontrado por una patrulla de agentes en una habitación de la vivienda, tendido en el suelo. Al ver los signos de violencia procedieron a registrar la casa donde, oculto en el garaje, localizaron al hombre, quien esgrimía entre sus manos un palo con el que amenazó a los agentes.

Etiquetas