Nacional
Suscríbete por 1€

SECUESTRO

Moratinos apela a la diplomacia para lograr la liberación del 'Alakrana'

España propondrá en la UE controlar más los puertos somalíes para luchar contra la piratería.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, pidió ayer paciencia y confiar en las negociaciones diplomáticas para liberar el atunero 'Alakrana', secuestrado el pasado 2 de octubre por una banda de piratas somalíes. El encargado de las conversaciones sobre el terreno es el embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, que en los últimos días cuenta con el respaldo mediador del denominado Gobierno de transición somalí.

Moratinos aseguró que el gabinete de crisis no descansa y trabaja "todas las horas del día" para encontrar una solución "lo más rápidamente posible". Si bien reclamó "tranquilidad" para que el Gobierno pueda dar "con esa fórmula" que permita la liberación de los 36 retenidos, 16 de ellos españoles.

 

El ministro no hizo referencia alguna a una información aparecida ayer en 'El País' en la que se aseguraba que el Gobierno pretendió forzar una negociación en alta mar con los secuestradores y que la Armada intentó provocar una avería en el atunero antes de que los criminales llegaran a la costa somalí con los marineros, en una desesperada persecución de la fragata Canarias que duró 48 horas. En ese ínterin se produjo la polémica detención de los dos piratas que habían abandonado el 'Alakrana' en un esquife.

 

El Gobierno de España propondrá mañana a los países de la Unión Europea que se refuerce el control de los puertos de Somalia con el objetivo de, en el marco de la Operación Atalanta, luchar contra la piratería. La ministra de Defensa, Carme Chacón, participará en la reunión de titulares de Defensa que tendrá lugar en Bruselas y durante la cual los 27 darán luz verde a la misión europea para formar hasta 2.000 soldados somalíes de los 6.000 que el Gobierno de transición de Sharif Sheik Ahmed necesita para formar un Ejército que le ayude a controlar el país.

Resolución de la ONU

En la reunión, la titular de la cartera de Defensa planteará a sus socios que la Operación Atalanta de lucha contra la piratería en el océano Indico preste mayor atención al control de los puertos somalíes para interceptar a los barcos piratas antes de que se alejen de la costa, según explicaron ayer fuentes diplomáticas. Sin embargo, la posibilidad de bloquear los puertos es inviable porque sería necesaria una resolución de Naciones Unidas y la intención del Gobierno español es por tanto reforzar la cooperación con Somalia para ejercer un mayor control sobre los puertos marítimos del país africano.

 

Con respecto a la misión de formar a soldados somalíes en apoyo al Ejecutivo de Sharif Sheik Ahmed, el alto representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, Javier Solana, lanzó el mes de julio esta propuesta como una contribución más para colaborar en la lucha contra la piratería. Una vez que los titulares de Defensa aprueben la misión se comenzará a trabajar en los detalles de la planificación operativa, pero se espera que pueda lanzarse oficialmente antes de finales de año para comenzar las labores de entrenamiento en enero.

 

En la misión, que se realizará en campos de entrenamiento de Uganda y tendrá una duración de entre seis meses y un año, participarán países de la Unión Europea, entre ellos España, Francia y Alemania. Mientras, Estados Unidos, que ha mostrado su interés por el proyecto, podría contribuir desde el punto de vista financiero.

 

El principal objetivo es ayudar al Gobierno a controlar el territorio de un país dividido y en manos de diferentes facciones rebeldes. La misión europea se unirá además a los esfuerzos que realiza ya Francia, que entrena soldados somalíes desde julio. París sostiene que no se podrá actuar eficazmente contra la piratería en el mar sin actuar también en tierra.

Etiquetas