Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Montilla advierte que "Cataluña no puede esperar más" un nuevo sistema de financiación

El presidente catalán ve "riesgos políticos" en Cataluña si no se mejora la financiación, ya que considera urgente la reforma porque "debemos resolver una situación clamorosamente injusta". Chacón se suma a la "aportación" de la Generalitat, mientras el Gobierno y el PSOE aseguran que se cumplirán los plazos.

Cataluña necesita que se reforme el sistema de financiación autonómica, porque, en caso contrario, podría surgir un "desafecto" hacia España que podría generar "la reivindicación del concierto económico" o "la consolidación de fenómenos como la Liga Norte italiana". Esta es la principal advertencia que realiza el president de la Generalitat, José Montilla, respecto a la posibilidad de que la revisión del sistema de financiación se retrase, porque "Cataluña no puede esperar más". Una reivindicación a la que se sumó la ministra de Defensa, Carme Chacón, mientras el Gobierno y el PSOE tratan de aplacar los ánimos asegurando que se cumplirán los plazos.

El pasado miércoles, el ex presidente del Gobierno Felipe González escribió un artículo en el diario 'El País' en el que abogaba por concentrar "el máximo esfuerzo negociador" en tomar medidas contra la crisis económica, en lugar de abrir el melón de la financiación autonómica. Esta postura perjudica los intereses de Cataluña, en cuyo Estatut se recoge el compromiso del Gobierno central de llegar a un acuerdo en torno a la nueva financiación autonómica antes del 9 de agosto de este año para que entre en vigor en 2009. Por ello, Montilla replicó hoy a la tesis del ex presidente del Gobierno a través de un artículo en el mismo diario.

"Cataluña ya no puede esperar más, ni acepta que se le diga que ahora no toca", expone el president de la Generalitat, que cree que "no podemos aplazar esta negociación porque debemos resolver una situación clamorosamente injusta". A juicio de Montilla, el sistema de financiación autonómica actual es injusto porque "no es aceptable que la solidaridad que se nos reclama nos perjudique" e incluso advierte que, de no llevarse a cabo la reforma del sistema "de ahí a la reivindicación del concierto económico o a la consolidación de fenómenos como la Liga Norte italiana, sólo habría un paso". "La ley es la ley y hay que cumplirla aunque a algunos presidentes autonómicos no les gustes", añade.

Montilla subraya así que no dará ni un paso atrás en la defensa de un nuevo sistema de financiación antes de la fecha prevista por el Estatut (9 de agosto) y responde, por otro lado, a las voces que se han unido a González en su idea de que primero habría que salir de la crisis económica. Entre los que se han unido a esta idea está el presidente de Andalucía, Manuel Chaves, que, no obstante, admitió que el calendario fijado en el Estatut es "muy difícil de alterar". A estas reticencias se suma la oposición de muchas comunidades autónomas, independientemente del color político, al sistema de financiación que propone Cataluña, al que sólo se han unido Baleares y la Comunitat Valenciana.

Los socios republicanos de Montilla en la Generalitat aplaudieron la "contundencia" del president. La portavoz de ERC, Marina Llansana, apludió especialmente unas declaraciones posteriores de Montilla en CNN+ en las que asegura que "en parte, el Estado tiene superávit porque nosotros tenemos ese déficit", diagnóstico con el que Esquerra coincide. También CiU, a través de un comunicado, celebró las palabras del president e, igual que él, advirtió que no aceptará la "excusa" de la situación económica para frenar una nueva financiación. Además, los convergentes advirtieron a Montilla que sólo a través de un "frente común" de los partidos catalanes lograrán ese nuevo sistema.

El apoyo de Chacón

Pero quizá el apoyo más importante a Montilla provenga del expresado por la ministra catalana del Gobierno de Zapatero, Carme Chacón, que, en su primera rueda de prensa como titular de Defensa, coincidió en que "es urgente una reforma del sistema de financiación". "El president ha querido hacer una aportación constructiva al debate que se está abriendo", consideró Chacón, que tras dejar claro que la reforma debe hacerse de forma "consensuada", coincidió también en la principal reivindicación catalana respecto al nuevo sistema: se debe realizar "una actualización poblacional", toda vez que algunas comunidades reciben financiación de acuerdo a "un número de habitantes mucho menor del que realmente tienen".

Ante estas reivindicaciones, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante su visita oficial a Niamey (Níger) aseguró que el Ejecutivo "trabaja" para garantizar que la reforma del sistema se realizará "en los tiempos marcados y previstos" y "con el mayor grado de consenso". Además, la vicepresidenta afirmó que se buscará un nuevo sistema "que mejore los medios de las comunidades autónomas para hacer frente a los problemas y a las políticas que mejoren la vida de los ciudadanos", que dará "más autonomía y más responsabilidad" a las comunidades y que garantizará "la igualdad y la solidaridad de todos los españoles y territorios".

Por su parte, el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, durante una entrevista en la Cadena SER, rebatió las tesis de Felipe González asegurando que es "perfectamente posible" atender prioridades estratégicas en política económica para "busacr una salida adecuada a esta desaceleración que sufre el mundo" y, al mismo tiempo, "atender a un sistema de financiación justo". Para ello, aseguró que el Gobierno trabaja en un nuevo sistema que garantice que cualquier español reciba unas prestaciones sociales básicas en condiciones de igualdad en sanidad, educación y otros servicios sociales básicos que ofrece la Administración.

Etiquetas