Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

MOVILIZACIONES EN VARIAS CIUDADES ESPAÑOLAS

Tibia respuesta al llamamiento de los sindicatos para protestar contra el 'pensionazo'

Las primeras manifestaciones de CC. OO. y UGT contra el Gobierno reúnen a menos personas de las anunciadas, pero más que en los últimos Primero de Mayo. Toxo y Méndez advierten al Ejecutivo de que no pararán hasta que rectifiquedesempleados y que incluso pedían una huelga general.

Asistentes a la manifestación convocada en Madrid
Tibia respuesta al llamamiento de los sindicatos para protestar contra el 'pensionazo'
EFE

El proyecto para retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años tiene que desaparecer. Y los sindicatos Comisiones Obreras y UGT no pararán hasta conseguirlo. Sus líderes, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, cerraron ayers una de las primeras grandes manifestaciones contra la propuesta del Ejecutivo que, en contra de lo asegurado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapater, y a juicio de las dos centrales, vulnera el compromiso adquirido de que en esta legislatura no habrá recorte de los derechos sociales. Los secretarios generales de CC. OO. y UGT recorrieron el centro de Madrid acompañados por miles de manifestantes, aunque el número de asistentes se quedó bastante lejos de los 60.000 contabilizados por los organizadores de la protesta (la Policía habló de 9.000). Sí hubo, sin embargo, más personas que en los últimos Primero de Mayo.

Toxo y Méndez fueron cautos en sus intervenciones y ninguno habló de subir el tono de las movilizaciones. Hubo grupos aislados que durante los discurso de los sindicalistas corearon las palabras "huelga, huelga, huelga general", sin ser secundados por el resto de los asistentes. Igualmente, asociaciones como Izquierda Anticapitalista o Corriente Roja defendieron protestas más contundentes.

Pese a las palabras conciliadoras de ayer del presidente Rodríguez Zapatero y del lunes del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, los líderes de CC. OO. y UGT señalaron que es preciso pasar de las palabras y las buenas intenciones a los hechos. Ambos ven en la propuesta del Gobierno una "amenaza" que urge retirar. "Vamos a defender con uñas y dientes los derechos laborales y sociales", advirtió Toxo, quien subrayó que los efectos de la crisis no los van a pagar las clases más desfavorecidas. Lamentó que el proyecto esté elaborado por "un Gobierno que se considera de izquierdas que durante mucho tiempo ha tenido a gala no tocar los derechos de los trabajadores". Pero, en el momento en que ha cambiado su postura, "aquí estamos en la calle". Méndez reiteró que los dos sindicatos, "en unidad de acción", responderán adecuadamente a agresiones de este tipo, como es la intención del Gobierno de alargar la vida laboral, Y extendió sus críticas al PP, porque además de carecer de un liderazgo claro no arrima el hombro para ayudar a salir de la crisis.

Los dos sindicalistas coincidieron en que hay alternativas distintas a las presentadas por el Ejecutivo. Toxo planteó la conveniencia de "mirar hacia el lado de los ingresos" para garantizar el sistema de Seguridad Social en las próximas décadas, y Méndez instó a la subida de impuestos "a quienes más ganan". Asimismo, recriminó a Zapatero provocar con su proyecto "rechazo, incertidumbre y desolación entre la sociedad española". "Por ahí no pueden ir los derroteros y no se puede poner velas a la vez a Dios y al diablo". No obstante, se mostró esperanzado en que el espíritu democrático del presidente y su equipo "les permita aprender la lección y reconducir la situación". Concluyó su palabras con un rotundo 'no' a los 67 años.

En otro momento de su intervención, el responsable de Comisiones Obreras explicó que no ha llegado el momento de la huelga general porque hasta ahora no ha habido anuncio de recortes. Aseveró que su organización y UGT tienen la madurez suficiente como para protestar cuando hace falta y negociar y firmar acuerdos para que el empelo y los salarios de los trabajadores mejoren.

Los discursos de los líderes de CC. OO. y UGT apenas recogieron aplausos. A lo largo del trayecto no se escucharon consignas ni cánticos contra el Gobierno. La marcha se desarrolló sin incidentes y estuvo acompañada por el sonido de bombos que tocaron sin cesar las Juventudes de Comisiones. La mayoría de los manifestantes contaba con una edad media y aguantó estoicamente hasta el final gracias a que la intensa lluvia caída durante todo el día abrió un paréntesis. El acto se cerró con la música de la Internacional.

En Cataluña

En las cuatro capitales catalanas, las primeras manifestaciones de UGT y CC. OO. contra el Gobierno de Rodríguez Zapatero transcurrieron con más ruido que gente. Al grito de "no a la jubilación a los 67 años", la marcha por el centro de Barcelona, la más numerosa, reunió a varios miles de personas, 50.000 según los sindicatos convocantes y 10.000 según la Guardia Urbana.

Los manifestantes portaron pancartas y banderas de todo tipo, sobre todo senyeras, aunque destacaron las que lucían las imágenes de Féliz Millet, antiguo presidente del Palau de la Música, juzgado por desfalco, y la de Antonio María Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal, que decían: "Jubilación a los 67 años, ni de coña". Durante la marcha hubo también consignas a favor de la huelga general y en algunas pancartas se leía que "incluso dios descansó" o "Corbacho, nos jubilaremos a los 67 con tu paga".

El secretario general de UGT en Cataluña, Josep María Álvarez, dijo que el Gobierno ha recibido una "respuesta masiva y contundente a su agresión e intento de alargar la edad de jubilación". El líder de Comisiones Obreras en Cataluña, Joan Carlos Gallego, añadió que la viabilidad del sistema de Seguridad Social no pasa por recortar el gasto sino por garantizar los ingresos. "Han tirado un globo sonda, pero deben mesurar antes de decir las cosas", expresó un ciudadano en la marcha. "Estamos en Europa, para lo bueno y para lo malo, hay países que tienen unas condiciones mejores que las nuestras", señaló otro manifestante. Y un tercero: "Trabajo desde los 14 años, imagínate si me alargan dos años más la jubilación".

Etiquetas