Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DEBATE AUTONÓMICO

Mas advierte a PSOE y PP de que plantará cara

Marcelino Iglesias exige una rectificación a Rajoy por las declaraciones de Aznar de que España está intervenida.

Artur Mas saluda a Oriol Pujol (izquierda), nuevo número dos de CDC, ayer en Barcelona.
Mas advierte a PSOE y PP de que plantará cara
TONI GARRIGA/EFE

Gran parte de la clase política catalana salió ayer en tromba contra los planes del Gobierno y del PP de repensar el modelo de las autonomías, los socialistas para introducir medidas de homogeneización entre las comunidades y los populares para que el Estado recupere competencias. El más enérgico fue el presidente de la Generalitat, que advirtió a PSOE y PP de que las instituciones y la propia sociedad catalana bloquearán cualquier intento del Gobierno central de reducir el poder político y competencial de Cataluña.

Seis meses después de que el Constitucional tumbara 14 artículos del 'Estatut' a través de una sentencia que para amplios sectores de la sociedad catalana ha hecho retroceder a Cataluña en cuotas de autogobierno, Mas enarboló ayer el discurso del "no pasarán" y el de que Cataluña no volverá a tolerar un nuevo atropello que la "debilite" como nación. "Soplan vientos armonizadores en España", señaló en la clausura del Consell Nacional de Convergencia, que nombró a Oriol Pujol número dos.

Los planes de Mas y el nuevo Gobierno catalán van justo en dirección contraria de esos aires que "soplan de poniente", según denunció el jefe del Ejecutivo catalán. Ayer se mostró convencido de que Cataluña no transigirá ningún cambio restrictivo en el modelo autonómico y el que lo intente se "enfrentará" y "topará" con la sociedad y las instituciones. "Que tengan claro que si lo que quieren es homogeneizar, armonizar o recuperar poder y competencias en Madrid, no solo se enfrentarán a unas instituciones y a un 'Govern' que será capaz de plantar cara en defensa de la nación y la identidad catalana, sino que toparán también con una voluntad y un sentimiento de mucha gente de este país, dispuesta a defender lo que significamos", remató.

Pero el que más críticas recibió por parte de Mas y del resto de líderes catalanes fue Aznar, quien señaló el viernes que "España no da para 17 autonomías" y que ha llegado la hora de recentralizar competencias porque el modelo es "inviable". Mas le respondió que "lo que sí es viable es la nación catalana, nuestra razón de ser".

Por su parte, el líder del PP rebajó en León de forma drástica el mensaje lanzado por Aznar. Mariano Rajoy se limitó a recordar que su partido es la casa de todos aquellos que crean en un Estado de las autonomías y en un Gobierno central "que hagan las cosas razonable y sensatamente".

Mientras, desde el Gobierno y el PSOE lamentaron la conducta de Aznar. Indecente, intolerable, vergonzoso. Fueron algunos adjetivos que utilizaron los socialistas para reprochar sus declaraciones de que "España está intervenida". El secretario de Organización, Marcelino Iglesias, exigió una rectificación no ya a Aznar sino a Rajoy. Iglesias reprochó al presidente de honor del PP de "poner palos en la rueda del país al colocarse al lado de aquellos que especulan con la economía española" y pidió la intervención personal del Rajoy. "Lo puede hacer hoy y lo debe hacer y si no lo hace será cómplice de estas mismas palabras", advirtió.

Etiquetas