Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Reforma de la Constitución

Mas de 30.000 personas se suman en un solo día a la petición de un referéndum

La propuesta para someter a la aprobación ciudadana el techo de gasto podría salir adelante si una décima parte de los diputados o senadores lo solicita.

La petición por Internet a los diputados para que la reforma de la Constitución que pretende introducir el déficit cero sea sometida a referéndum ha logrado en un sólo día más de 30.000 firmas de apoyo.

La petición ha sido puesta en marcha por el catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra Vicenç Navarro y en ella llama a sus "amigos" del movimiento 15-M y a todos los demócratas a firmar una carta dirigida a los grupos parlamentarios para convencerles de la necesidad de un referéndum vinculante.

Esta propuesta podría salir adelante si una décima parte de los diputados o senadores lo solicita.

En una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Navarro ha asegurado que "no se puede adoptar una medida de tal naturaleza sin consultar" a los ciudadanos.

Según dice, la medida no es "aconsejable desde el punto de vista económico, fiscal y social", y "va a repercutir en la calidad de los servicios públicos".

Además, ha recalcado que "no se trata de una medida meramente técnica, sino profundamente política, sobre todo encaminada a diluir el estado del bienestar".

"Distancia" entre representantes y representados

Por eso, ha hecho hincapié en la "enorme importancia" de contar con la aprobación de los españoles si finalmente se aprueba la propuesta, ya que la limitación del techo de gasto es la "medida más importante" que se puede tomar en lo que respecta a la "supervivencia" del estado del bienestar en España.

Navarro ha lamentado que los partidos tomen "constantemente" medidas que no figuraban en sus programa electorales y que suponen un "coste tremendo" no solo para los políticos, sino para la democracia.

Según dice, adoptar medidas en contra de la opinión de la "gran mayoría" de los ciudadanos contribuye a una "deslegitimación" de las instituciones representativas.

De hecho, ha opinado que "la propia democracia española se está desacreditando", al tomar las Cortes decisiones "altamente impopulares" que generan una "enorme distancia" entre representantes y representados.

Pero esta situación no se limita a España, sino que la observa también en Europa.

Así, ha advertido de que las políticas impulsadas para hacer frente a la crisis están "deslegitimando y desacreditando el propio concepto de Europa".

Y es que, apunta, se está "diluyendo y debilitando" la Europa social y si Europa pierde esa dimensión social, "puede perder también su personalidad".

Etiquetas