Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

MARRUECOS

Marcha en Rabat hacia Ceuta por la "salida de los territorios ocupados"

Los convocantes apelan a "las fuerzas españolas que apoyan la integridad territorial de los países" para que se sumen a la iniciativa.

Organizaciones y partidos políticos marroquíes convocaron ayer para mañana una "marcha simbólica" hacia Ceuta para reclamar la "salida de la ocupación española" de los territorios españoles en el norte de África, en referencia a Ceuta y Melillam así como en las islas Chafarinas y en los otros "presidios ocupados".

Según el coordinador de la marcha y secretario general de la Juventudes del Partido Progreso y Socialismo, Driss Reduani, está previsto que a las 9.00 se celebre una sentada ante la Embajada española en Rabat. A partir de las 16.00, los participantes recorrerán a pie el camino entre la localidad marroquí de Fnideq y la frontera con Ceuta, donde se manifestarán, según dijo, "para reclamar la independencia de Ceuta y Melilla y los otros lugares bajo colonización española". Reduani apeló "a las fuerzas españolas que apoyan la integridad territorial de los países" a que se sumen a la iniciativa, que busca también "movilizar a la población marroquí y reclamar el respeto a los derechos de los marroquíes" que viven en las ciudades autónomas españolas.

La marcha ha sido convocada por organizaciones como las juventudes de los partidos gobernantes Istiqlal, Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) y PPS, la Asociación Chouala para la Educación y la Cultura o el Forum de Estudiantes Marroquíes.

El pasado domingo se celebró en Casablanca una manifestación con la participación de centenares de miles de marroquíes para protestar contra el PP español y en defensa de la marroquinidad del Sahara Occidental.

La manifestación se producirá en un momento de máxima tensión en el Sahara Occidental, que se está expandiendo por diferentes ciudades como Smara, donde se han vivido fuertes enfrentamientos entre los estudiantes marroquíes y la población saharaui.

El pasado verano también se produjeron incidentes en la frontera de Melilla y Rabat acusó de "racista" a la Policía española. A su vez, las agentes de este cuerpo aparecieron en un cartel de burla colocado por organizaciones marroquíes. La polémica se zanjó con una visita del ministro del Interior a Casablanca, donde se entrevistó con su homólogo marroquí, Taieb Cherqaoui, y con el rey Mohamed VI.

Etiquetas