Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

Los tres detenidos en Francia eran el grupo más activo de ETA

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha informado hoy de que Iuri Garaitagoitia y Asier Borrero eran responsables "de comandos legales que podían estar organizándose en España", y los dos, junto a Itziar Plaza, formaban parte de uno de los grupos "más activos, si no el que más".

El Ministerio del Interior subrayó que la detención este sábado en las cercanías de la ciudad francesa de Pau de Asier Borrero, Itziar Plaza y Iurgi Garitagoitia es importante ya que formaban "el grupo más activo de ETA en este momento". Alfredo Pérez Rubalcaba puso especial énfasis en el papel de Borrero y Garitagoitia porque eran los 'dinamizadores' de los comandos legales que actúan o actuaban en España, mientras que la mujer tenía "responsabilidades", que no definió, en el aparato militar de la organización terrorista.

El titular de Interior no despejó la incógnita sobre si alguno de los detenidos era el jefe militar de ETA. El anterior era Jurdan Martitegui, capturado el 18 de abril pasado, y el nombre de su sucesor no ha trascendido aunque los expertos de la lucha antiterrorista manejan varios nombres. Pérez Rubalcaba señaló, no obstante, que los tres detenidos están lejos de ser unos 'don nadie' dentro de la organización terrorista puesto que eran "responsables del aparato militar".

El ministro tampoco explicó qué hacían los tres juntos. Era sabido que los dos hombres mantuvieron un enfrentamiento con unos gendarmes franceses el pasado 8 de junio en Sainte Enimie, en el que al parecer Borrero, según apuntó Rubalcaba, hirió en una mano a un agente. Ambos emprendieron después una alocada huida en la que robaron tres coches diferentes y eludieron los distintos cercos policiales.

Hasta que el sábado reaparecieron en la proximidades de Pau en compañía de Itziar Plaza. Pérez Rubalcaba indicó que, de acuerdo a los informes de los expertos de su departamento, la mujer no tenía un protagonismo operativo en ETA desde 2005, cuando participó en varios atentados del 'comando Donosti', y que huyó a Francia en los primeros meses de 2007. Ahora, prosiguió, tenía "responsabilidades" en el aparato militar de la organización. Una función distinta de las de Borrero y Garitagoitia.

Dinamizadores

Los dos, tras una violenta trayectoria en España, eran "dinamizadores" de los comandos legales en el País Vasco y Navarra.

Es decir, tienen su base en Francia, cruzan la frontera, lideran los atentados, fijan los objetivos y proveen de armas y explosivos a los terroristas 'legales', personas no fichadas que cometen los atentados en sus días libres. Éste fue, al parecer, el 'modus operandi' de los asesinos del inspector Eduardo Puelles el pasado 21 de junio. Un 'liberado', terrorista a sueldo de la organización, sin identificar llegó de Francia para capitanear el grupo de legales que colocó la bomba-lapa con amonitol en el coche del policía.

Lo mismo habría ocurrido con los asesinatos del empresario Inaxio Uria en diciembre pasado y el ex concejal socialista Isaías Carrasco en marzo del 2008. En ambos casos, precisó Rubalcaba, hay "indicios" de que Garitagoitia disparó a las víctimas. El ministro explicó que esta forma de actuar responde a que la estructura de ETA es "diferente a la de hace unos años", con una primacía de los terroristas legales en los comandos organizados en España.

Dejó entrever que este tipo de organización hace más difícil la labor de las fuerzas de seguridad para detectar a los asesinos.

Razón por la que consideró que las últimas operaciones antiterroristas en el País Vasco y Navarra han sido "brillantísimas" pues en "el último año y medio" han permitido desmantelar tres comandos antes de que comenzaran siquiera a atentar o con actuaciones de pequeña monta. Eso es, afirmó, "lo ideal".

El ministro se refería la operación de la Ertzaintza contra un 'talde' en Guipúzcoa responsable del intento de aniquilar a una patrulla de la policía autónoma en el monte Santa Bárbara de Hernani. La detención de Manex Castro en la localidad guipuzcoana de Villabona el 1 de marzo pasado cortó la carrera criminal del grupo y determinó la huida de Garitagoitia a Francia. Otros comandos "non natos", en palabras del titular de Interior, fueron el desarticulado en Navarra por la Guardia Civil en octubre de 2008, y el que desmontó la Policía el 23 de junio último en las localidades guipuzcoanas de Usúrbil y Astigarra con las detenciones de Olatz Lasagabaster, Patxi Uranga y Ainara Vázquez.

Desestimiento

El presidente del Gobierno coincidió con el titular de Interior en las valoraciones de la operación de Pau. José Luis Rodríguez apuntó que se trata de una actuación policial "muy importante" porque permitió la captura de "tres sujetos muy activos, peligrosos y con una participación directa en diferentes acciones criminales".

Se mostró convencido de que la caída de este último grupo evidencia "la fortaleza extraordinaria" del Estado de Derecho ante la que los terroristas "desistirán" tarde o temprano porque "la superioridad de la democracia ante el terror es inequívoca".

Rodríguez Zapatero señaló durante la inauguración de la escuela de verano del PSOE en la localidad madrileña de Galapagar que ETA debe tener "muy claro" un mensaje: "nada va a detener al estado democrático para perseguir, detener y acorralar a la violencia". Y en estos momentos, garantizó, "la democracia está más fuerte que nunca, y sé por qué lo digo".

Consideró que para este fortalecimiento ha sido básico que los socialistas gobiernen en Euskadi ya que con Patxi López al frente de la 'Lehendakariza' el Estado cuenta "con una palanca más de aceleración para llegar al final de la violencia". El jefe del Ejecutivo, como el ministro del Ejecutivo, hizo, de todos modos, un llamamiento a no bajar la guardia porque los terroristas intentarán dar "algún zarpazo".


Etiquetas