Despliega el menú
Nacional

PARA QUE TENGA MÁS REPERCUSIÓN

Los sindicatos de Policía Nacional preparan una gran manifestación en Zaragoza

Los sindicatos de la Policía Nacional convocarán una gran manifestación en Zaragoza, probablemente en septiembre, para que sus reivindicaciones laborales y económicas tengan más repercusión al celebrarse en la capital aragonesa la Exposición Internacional.

La manifestación, a la que acudirán funcionarios de toda España, será el acto más importante de las movilizaciones que han iniciado el día 27 de junio, con una huelga de celo que continuará todos los miércoles y jueves de julio, tras plantear a la Administración un conflicto colectivo en demanda de mejoras laborales y económicas.

Así lo ha señalado en una rueda de prensa Alfredo Crespo, del Sindicato Unificado de Policía (SUP), que ha comparecido junto a dirigentes de la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP), el Sindicato Profesional de Policía (SPP) y el Sindicato de Comisarios (SCP).

Su principal demanda es lograr la equiparación salarial con las policías local y autonómica, con las que existen unas diferencias de hasta de 18.700 euros anuales, han informado.

La Policía Nacional, que se encarga del 80 por ciento de la actividad relacionada con la seguridad ciudadana, tiene un salario en la escala básica de unos 1.400 euros al mes, incluyendo todos los emolumentos, ha explicado Teodoro Recio, del SPP.

Tras exponer los datos de las diferencias de salarios de la Nacional con la Local y Autonómicas en 2005 y en la actualidad, ha destacado que en lugar de acercarse cada vez se alejan más, algo todavía más "sangrante", según Recio, cuando el Gobierno si presupuesta partidas para las policías autonómicas.

Asimismo, ha añadido, no se ha avanzado nada en el sistema de trabajo, como la jornada laboral, o en el régimen disciplinario que se aplica a los funcionarios policiales.

Por todo ello, han decidido hacer una huelga de celo que consistirá en "trabajar a reglamento", es decir ser escrupulosos en sus funciones y hacer que se cumplan estrictamente las normas legales establecidas a la hora de elaborar papeleos en las detenciones o en las denuncias que se pongan.

Una protesta que no afectará en principio a los visitantes de la Expo, donde los funcionarios sólo se encargan de pedir la entrada, pero que se notará, además de en que bajarán las detenciones y se procesarán menos denuncias, sobre todo en los aeropuertos, aduanas y estaciones de transporte.

Según Crespo, la Expo está "cubierta de una manera muy poco profesional", ya que se han traído a personal en prácticas para tapar carencias y de cara a los ciudadanos, lo que en su opinión puede ser un "serio problema".

Etiquetas