Nacional
Suscríbete

Protestas contra los recortes

Los profesores gallegos se suman al paro mientras crece la tensión política

Esperanza Aguirre pide a los profesores de Educación Secundaria que no priven a los alumnos del derecho a la educación y que no confundan a la opinión pública.

Miles de profesores se manifestaron este miércoles en Santiago de Compostela
Los profesores gallegos se suman al paro mientras crece la tensión política
EFE

Los profesores de la escuela pública de Galicia han protagonizado este miércoles la primera de las dos jornadas de huelga contra los recortes educativos, mientras que en Madrid, donde se ha celebrado el segundo día consecutivo de paro, ha crecido la tensión y la confrontación política por esos recortes.

El seguimiento de la huelga en Galicia ha sido del 21,98%, según los datos de la Consellería de Educación, aunque los sindicatos convocantes de la movilización lo han elevado al 75%.

En Madrid las cifras sobre el seguimiento de la segunda de las jornadas de huelga ha sido cifrado en el 39% por el Gobierno regional y en el 78% por las centrales sindicales convocantes del paro.

La confrontación política que los principales partidos políticos mantienen en torno a los recortes educativos se ha trasladado a la Asamblea de Madrid, donde el Partido Socialista ha registrado una proposición no de ley en la que propone suprimir la deducción por gastos de escolaridad en la educación privada y destinar ese dinero a mantener el mismo número de profesores que en el pasado curso escolar.

El "éxito" que según los sindicatos convocantes ha tenido la huelga de profesores en la Comunidad de Madrid ha motivado que estos exijan al Ejecutivo regional que dé marcha atrás en los recortes, que retire las instrucciones de comienzo de curso y que abra un diálogo con ellos.

Desde el Gobierno madrileño, la consejera de Educación Lucía Figar, ha defendido como "absolutamente necesario y razonable" el esfuerzo que se está pidiendo a los profesores para que aumenten el número de horas lectivas semanales, y ha opinado -en declaraciones a TVE- que "lo razonable" sería retomar el diálogo con los sindicatos en los próximos días.

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha pedido a los profesores de Educación Secundaria que no priven a los alumnos del derecho a la educación y que no confundan a la opinión pública, tras incidir en que "sólo" les están pidiendo que hagan un esfuerzo suplementario y den dos horas de clase más a la semana.

La segunda jornada de huelga ha culminado en Madrid con una cadena humana formada por profesores, padres y alumnos en las inmediaciones de la Consejería de Educación.

En Galicia, la Consellería de Educación ha cifrado en un 21,98% el seguimiento de la huelga y ha pedido "responsabilidad" a los docentes y la desconvocatoria de la segunda jornada de huelga que tienen prevista para el próximo día 27.

Por el contrario, los sindicatos han elevado ese seguimiento al 75% y tras considerar que ha sido un éxito han exigido que la Consellería rectifique el incremento de horas lectivas y apueste por la enseñanza pública, reivindicaciones a las que se han sumado los grupos parlamentarios de la oposición, el PSOE y el BNG.

El director general de Centros y Recursos Humanos, José Manuel Pinal, ha declarado a los informadores que el nivel de seguimiento demuestra que "la gran mayoría del profesorado, que está hoy en clase", está a favor de la decisión de la Consellería sobre el horario lectivo, que se adoptó en beneficio de los escolares, y "no entiende las motivaciones" de la movilización.

A las organizaciones sindicales, les ha pedido "responsabilidad", ya que, "en su momento tuvieron la oportunidad de sentarse en la mesa de negociación y se levantaron y se fueron" por lo que ha reiterado que deben desconvocar la huelga prevista para el próximo día 27.

Acusaciones cruzadas entre partidos

Aunque las movilizaciones principales se han localizado en las comunidades de Madrid y de Galicia, la polémica por los recortes que en materia educativa están aplicando -según los sindicatos- algunos gobiernos regionales han vuelto a provocar acusaciones cruzadas entre los principales partidos políticos en varias localidades.

En Madrid, el diputado socialista Rafael Simancas ha exigido al presidente del PP, Mariano Rajoy, que desautorice los "gravísimos recortes" que según él están haciendo los gobiernos autonómicos del PP, "o será cómplice activo del mayor ataque" a la enseñanza pública de la democracia.

Desde Castilla-La Mancha, donde los sindicatos se volverán a reunir el viernes para estudiar nuevas protestas, el secretario regional del PP, Vicente Tirado, ha acusado al expresidente castellanomanchego José María Barreda de utilizar a los docentes "de manera torticera" para ponerlos contra el gobierno regional.

Tirado ha opinado que los profesores con quien tienen que estar "indignados" es con Barreda y con Alfredo Pérez Rubalcaba, porque fueron ellos -ha dicho- quienes les bajaron el sueldo.

Etiquetas