Nacional
Suscríbete

SANIDAD

Los médicos catalanes reciben órdenes de adelantar altas y restringir pruebas

Los recortes aplicados por la Generalitat provocan restricciones al máximo en los ingresos hospitalarios en la comunidad.

Los médicos catalanes han recibido órdenes de avanzar altas hospitalarias y restringir pruebas complementarias costosas para certificar diagnósticos dudosos, confirmó ayer el secretario general del sindicato Metges de Cataluña (MC), Antoni Gallego.

Los recortes aplicados por la Generalitat han provocado que la dirección de los 8 hospitales gestionados por el Instituto Catalán de la Salud (ICS) reclamen a sus equipos médicos que restrinjan al máximo los ingresos hospitalarios, según avanzó el diario 'El País'.

Los equipos directivos de estos centros han ordenado reducir gastos en otro tipo de atenciones a los pacientes como en resonancias, TAC y pruebas de medicina nuclear, explicó Gallego, quien aseguró que "no se pondrá en riesgo la salud a ningún paciente para ahorrarse una prueba".

"Ahora el facultativo debe tener mucho cuidado porque el sistema se encuentra muy frágil" por los recortes que ha sufrido la red de transporte sanitario y especialmente el cierre de atención continuada nocturna que prestaban un gran número de centros de atención primaria (CAP).

En esta línea, aseveró que el médico "no tiene confianza en la red", y garantizó el compromiso del facultativo con el paciente ante el desmantelamiento de estructuras y la falta de una planificación cuidada y comunicada en cada centro sanitario.

El sindicato puso de manifiesto la voluntad de sus delegados en conformidad con el resto de la plantilla del Hospital Arnau de Vilanova de Lérida de seguir al pie de la letra los criterios clínicos "ante acciones puramente de ahorro como respuesta a las presiones que ejercen las gerencias sobre las plantillas para reducir costes".

El Arnau de Vilanova se ha convertido en el primer hospital que ha modificado los horarios del personal médico para cubrir las horas de guardia de la tarde -de 17 a 20- y ahorrarse este plus, lo que deja con un menor número de efectivos "la franja de mañana en que se genera mayor volumen de trabajo", según constató el sindicato.

Tras criticar la medida emprendida por el centro leridano, MC vaticinó una próxima extensión de la misma al resto de hospitales del Instituto Catalán de Salud, que «seguro que seguirán el mismo camino».

 

Alarma ante la gripe

Además, Gallego advirtió de que las consecuencias de la redistribución del mismo personal hasta las 20 horas pueden ser especialmente alarmantes ante una eventual llegada de la epidemia de la gripe este otoño e invierno.

Si bien el verano no ha sido especialmente caluroso respecto a años anteriores, en que la ola de calor fue más fuerte, una epidemia de la gripe podría provocar fuertes tensiones en los servicios y plantillas de los centros de salud.

Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) falló este martes a favor de la rebaja del 5% en los sueldos de los profesionales sanitarios que trabajan en el sector concertado catalán, aplicada como resultado de la medida de contención del gasto tomada por el Gobierno en 2010 y que supuso el recorte en los salarios de los funcionarios.

El fallo considera "correcta y ajustada a derecho" la decisión de las patronales sanitarias catalanas de recortar el sueldo a estos profesionales, pese a no tener las mismas condiciones laborales que los empleados de la sanidad pública.

La Generalitat decretó un descenso superior al 3% en la partida presupuestaria de la sanidad concertada, lo que repercutió en el recorte salarial de sus empleados.

Etiquetas