Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

JUSTICIA

Los jueces mantienen sus movilizaciones tras reunirse con Bermejo

El ministro de Justicia se reunió con cuatro asociaciones para estudiar sus reivindicaciones de la carrera judicial. Tras el encuentro, los magistrados han decidido mantener las protestas anunciadas para el 18 de febrero y la convocatoria de una huelga el 26 de junio.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo
Los jueces mantienen sus movilizaciones tras reunirse con Bermejo
EFE

Nada de nada. Parece que la reunión de seis horas mantenida entre el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y los portavoces de las cuatro asociaciones judiciales no ha servido para nada.

 

Los representantes de la carrera judicial anunciaron tras finalizar el encuentro que mantienen su calendario de protestas, es decir, paros el 18 de febrero y huelga el 26 de junio.

 

En un futuro, la situación podría cambiar pero, hoy por hoy, el "panorama es sombrío", señaló el portavoz de la Asociación Profesional para la Magistratura (APM), Antonio García, que se manifestó en boca del resto de asociaciones.

 

Las propuestas planteadas por Bermejo a sus reivindicaciones no les ha satisfecho y, por tanto, "las medidas de reivindicación a día de hoy conservan su vigencia a todos los efectos". Pero, ante todo, hay buena voluntad de seguir dialogando y obtener lo que exigen.

 

"No nos movemos en una utopía pero es hora que se de a los ciudadanos la Justicia que se merecen", aclaró García. En las ruedas de prensa posteriores al encuentro, primero la de Bermejo y después la de las asociaciones, la impresión era que había protagonizado reuniones completamente diferentes.

 

Primero salió a informar a los medios de comunicación el ministro, quien aseguró que había habido un clima de entendimiento, que había llegado a acuerdos y que sería "incomprensible" que mantuvieran las protestas. "No ha habido divergencias. Por el clima que se ha vivido no se justifica si hacen protestas el próximo 18 de febrero", subrayó el ministro.

 

Después, se escucha a las asociaciones que dicen tajantemente que, por ahora, no se van a mover ni un ápice. De todas maneras, Bermejo ha prometido a la judicatura la inyección de veinte millones de euros para la modernización tecnológica, es decir un treinta por ciento más de lo presupuestado para este año, 72 millones de euros.

 

Para el ministro, la modernización es el punto clave para mejorar la Justicia y por hace una fuerte apuesta por este "eje central". Además, lanzó un mensaje esperanzador. "Tenemos un camino juntos -con las asociaciones judiciales-, queremos mejorar la Justicia y lo vamos a hacer juntos", apuntó.

 

El punto conflictivo

 

El punto más conflictivo de la reunión fue el referente a los señalamientos de los juicios. Los jueces consideran de vital importancia seguir siendo ellos quienes fijen las fechas mientras que el Gobierno, en la reforma de la Oficina Judicial, ha trasladado la competencia a los secretarios judiciales.

 

Bermejo expuso en la reunión su imposibilidad de hacer nada porque al encontrarse el proyecto en tramitación parlamentaria corresponde al Parlamento aprobarlo o rectificarlo. "El mantener los señalamientos es el núcleo duro del ejercicio jurisdiccional. El ministro nos ha dicho lo obvio, que está en tramitación parlamentaria. Pero también ha dicho que no está cerrado a nada y por eso estamos seguros que al final le vamos a convencer", explicó Antonio García.

 

Otro de los temas más controvertidos, la subida salarial, ha quedado pospuesta por el momento. Las asociaciones han aceptado que este asunto no se revise por ahora pero aclararon que en ningún momento ellos solicitaban un aumento salarial sino la aplicación de la Ley de retribuciones.

 

Bermejo agradeció el cambio de postura de las asociaciones, que calificó de "expresión de generosidad" por el momento de crisis que vive el país y explicó que se compromete a estudiar junto a éstas un nuevo modelo retributivo para el futuro.

 

Ahora hay que esperar que algunas juntas de jueces que la pasada semana acordaron ir a la huelga el 18 de febrero a espensas de lo que ocurriera en la reunión de hoy, tomen una decisión. De todas maneras, parece previsible que según lo acordado no hay ningún cambio. Además, las primeras palabras de Bermejo estuvieron dedicadas a las juntas. "El Ministerio sabe que ha estado con los únicos interlocutores legítimos de la carrera judicial. Son los representantes de los jueces asociados y los titulares de un derecho que sólo reconoce a las asociaciones. Son las depositarias de defender los derechos de la carrera judicial", recalcó el ministro.

Etiquetas