Despliega el menú
Nacional

ENCUESTA

Los españoles son los europeos que peor valoran la acción de su Gobierno frente a la crisis

Los ciudadanos españoles son los que peor valoran la acción del Gobierno frente a la crisis. Un 70 por ciento considera que la actuación del Ejecutivo español ha sido negativa, y sólo un diez por ciento piensa que ha sido acertada. En cuanto a los bancos centrales, más de la mitad de los españoles cree que el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal estadounidense no adoptaron medidas adecuadas para enfrentarse a la recesión económica. Un 10 por ciento sí apoya la labor de los bancos centrales, mientras que un 40 por ciento no tiene una opinión definida. Los ciudadanos europeos tienen, en términos generales, una peor opinión que los ciudadanos estadounidenses sobre las actuaciones de su Gobierno en materia económica y la respuesta de los bancos centrales desde que comenzó la Administración de Obama.

Los británicos son los que manifiestan mejor opinión sobre la actuación de su banco central, mientras que uno de cada cinco encuestados cree que la crisis no llegará pronto a su fin, y en España y Francia la mitad de los ciudadanos recortarán o suspenderán sus vacaciones. Y es que, nuestro país es el Estado europeo menos convencido de que la acción de su Gobierno será influyente para la situación económica que vive el planeta.

Así se desprende de un sondeo elaborado por el diario 'Financial Times' y Harris Poll, elaborado a partir de una muestra de 6.362 ciudadanos de Francia, Alemania, Italia, España, Reino Unido y Estados Unidos. En dicho documento, se puede comprobar el aumento del descontento de los ciudadanos respecto a las respuestas de su Gobierno a la crisis es especialmente significativo en Francia. En el sondeo anterior, realizado en noviembre, los ciudadanos galos apoyaban al Ejecutivo de Nicolás Sarkozy en un 23 por ciento, mientras que el porcentaje ahora es del 8 por ciento.

Los alemanes siguen siendo los menos críticos con su Gobierno. En todo caso, la credibilidad del Ejecutivo de ese país se ha visto erosionada en relación a las elecciones generales del próximo mes de septiembre. Italia ha sido el único país en el que la valoración de los ciudadanos ha permanecido estable con respecto a los resultados del sondeo anterior.

En todo caso, ha crecido el apoyo de los ciudadanos a las actuaciones de los bancos centrales. Uno de cada cinco tiene una valoración favorable, una proporción mucho mayor a la emitida el pasado mes de agosto, unas semanas antes de que el colapso financiero de Lehman Brothers agravara la crisis financiera y produjera agresivos recortes de tipos en ambos lados del Atlántico. Cerca de la mitad de los encuestados cree que los recortes de los tipos de interés y de gasto gubernamental impulsará la inflación en un futuro cercano.

Los ciudadanos británicos han mostrado más respaldo al Banco de Inglaterra (BoE) que en otros países, con un 28 por ciento de los ciudadanos a favor de las actuaciones de la institución presidida por Mervyn King.

Suspender o recortar las vacaciones

Uno de cada cinco de los ciudadanos encuestados no cree que la crisis vaya a llegar a su fin muy pronto y prevén que se alargue al menos durante un ejercicio más, una valoración similar a la obtenida en agosto de 2008. Por otro lado, la preocupación por la crisis económica está haciendo a los ciudadanos de algunos países replantearse las vacaciones, valorando la posibilidad de suspenderlas, acortarlas o reducir gastos en las mismas.

Entre estos países figura España, donde, al igual que en Francia, la mitad de los ciudadanos se plantean recortar o suspender sus vacaciones. Sólo los alemanes se muestran relativamente decididos a disfrutar de sus vacaciones como otros años, ya que la mitad de los ciudadanos germanos afirma que la crisis no tendrá impacto en sus planes.

En Estados Unidos, la situación no es mucho mejor, con al menos dos de cada cinco norteamericanos replanteándose sus prioridades vacacionales. De hecho, el 16 por ciento de los estadounidenses encuestados califica de buena la gestión del Gobierno de Obama, mientras que en sondeos anteriores la Administración Bush había alcanzado un apoyo del 4 por ciento.

Los ciudadanos europeos tienen, en términos generales, una peor opinión que los ciudadanos estadounidenses sobre las actuaciones de su Gobierno en materia económica y la respuesta de los bancos centrales desde que comenzó la Administración de Obama.

Etiquetas