Nacional
Suscríbete

DESDE EL 31 DE AGOSTO

Los escoltas vascos convocan paros parciales para exigir la negociación de los recortes

El objetivo de esta convocatoria de huelga es que las partes implicadas se sienten a negociar un «acuerdo de reconversión» del sector.

El lehendakari, Patxi López, en rueda de prensa
López apuesta por integrar en la democracia a quienes "han mantenido posiciones totalitarias"
EFE

Los escoltas privados del País Vasco que protegen a cargos públicos prevén realizar paros parciales desde el 31 de agosto al 29 de septiembre para exigir una salida negociada a la «reducción drástica» de efectivos que, según denuncian, plantea el Gobierno vasco.

La convocatoria, que ha sido registrada este lunes en la Delegación del Gobierno vasco en Bilbao, está respaldada por los sindicatos CC. OO. y CSI-F, según han informado fuentes de la primera central sindical, que han precisado que ELA se ha desmarcado de estas acciones y que no han recibido respuesta de UGT y USO.

Las mismas fuentes sindicales han explicado que los paros se han convocado entre las 7.00 y las 11.00 los días 31 de agosto y 1, 8, 15, 22 y 29 de septiembre. Las centrales convocantes representan entre el 50 y el 60% de los trabajadores de este sector, según CC. OO.

Las fuentes de esta central han destacado que por responsabilidad no van a dejar sin protección toda una jornada a las personas amenazadas, pero han indicado que estos paros «pueden servir como un altavoz para reivindicar nuestros derechos haciendo el menor agravio posible».

El objetivo de esta convocatoria de huelga es que las partes implicadas -administración, empresas y sindicatos representativos- se sienten a negociar un «acuerdo de reconversión» del sector de escoltas de seguridad privada, han explicado desde CC. OO.

«Nosotros queremos que nos traten como cualquier otro trabajador, somos un subsector como puede ser el metal o la madera y queremos el mismo trato. Tampoco pretendemos que nos prejubilen con 45 años, sino que nos den un 'tiempo de aterrizaje' para que entre las partes implicadas podamos llegar a acuerdos para poner sobre la mesa un plan social», han añadido.

CC. OO. ha indicado que las reducciones planteadas por el Gobierno vasco afectan a entre 500 y 600 trabajadores, y que el número ascendería a unos 1.000 escoltas si el Ministerio del Interior opta por la misma medida.

Las fuentes sindicales han insistido en que hasta ahora las reuniones con las partes implicadas han sido «infructuosas» y que por ello han adoptado esta medida de paros parciales, al tiempo que han apelado a la voluntad política para buscar una salida a estos trabajadores.

«Estamos encantados de que poco a poco la situación en el País Vasco se normalice, pero (los escoltas) son un colectivo importante de trabajadores y necesitamos un tiempo para buscarles alternativas laborales, que las hay. Lo único que se necesita es voluntad política por parte de las autoridades de turno», han concluido las fuentes sindicales.

Está previsto que para septiembre los nuevos ediles del PSE y el PP tengan un solo escolta, en vez de los dos que hasta ahora llevaban los concejales amenazados por ETA, y también se suprimirá la escolta de los que hayan dejado de ser concejales.

La medida se aplicará en general pero con excepciones, atendiendo casos específicos, por lo que habrá ediles en situaciones especiales que seguirán teniendo dos personas de protección.

Etiquetas