Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DROGAS

Los cocainómanos tardan 10 años en ver su problema

La edad de inicio en el consumo de la cocaína se sitúa entre 18 y 20 años, pero los adictos tardan casi una década de media en ser conscientes de que tienen un problema que requiere ser tratado. Ello se debe a que el cocainómano tiene un nivel de integración social, familiar y laboral bastante alto y su deterioro físico no es tan evidente como el del heroinómano, y explica que la media de edad de los que reciben tratamiento de sitúe en los 33 años. Así se puso ayer de relieve durante la presentación de unas jornadas de Proyecto Hombre sobre esta droga.

Del total de 14.200 personas atendidas en esta asociación en 2009, un 44,2% eran adictos a la cocaína, de los que un 37,3% se derivaron a tratamientos ambulatorios y un 61,7% a otros programas o dispositivos, señaló la terapeuta de la organización Cristina Julve. El perfil de los atendidos es mayoritariamente hombre (89%), El 82% vive en familia y el 71,3% está activamente ocupado (el 65,8% trabaja y el 5,5% estudia). Aunque las mujeres solo suponen el 11%, este porcentaje ha aumentado en tres puntos desde el último.

Etiquetas