Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PROCESO JUDICIAL EN NORUEGA

López de Uralde no irá a la cárcel por irrumpir en la Cumbre del Clima de Copenhague

El ex director ejecutivo de Greenpeace España ve «positiva» la propuesta y cree «desproporcionado» el proceso.

Activistas de Greenpeace junto al español Juan Lopez de Uralde frente a los juzgados de Copenhague
López de Uralde no irá a la cárcel por irrumpir en la Cumbre del Clima de Copenhague
EFE

El ex director ejecutivo de Greenpeace España, Juan López de Uralde, no irá a la cárcel por irrumpir, junto a diez activistas, en la Cumbre del Clima de Copenhague en 2009 debido a que el fiscal ha solicitado una pena de cárcel de 60 días. Tras conocer la petición, el actual promotor de Plataforma Equo ve «positiva» la propuesta y cree «desproporcionado» el proceso.

A la espera del veredicto, que se dará el próximo lunes, este viernes se ha sabido, durante la vista final del proceso judicial, que no irán a la cárcel. Así, se ha conocido que ni Juan López de Uralde ni los otros diez activistas que irrumpieron en la Cumbre del Clima de Copenhague en 2009 volverán a prisión, ya que el fiscal ha solicitado una pena de cárcel no inferior a 60 días.

Además, también se ha pedido una multa de 30.000 euros para la delegación danesa de la organización, Greenpeace Nordic, la deportación de todos los activistas, excepto los que cuentan con la nacionalidad danesa, y que se les prohíba entrar en el país durante seis años.

Los hechos sucedieron el pasado 17 de diciembre de 2009, cuando los activistas lograron acceder en el Palacio de Christiansborg, donde se celebraba la cena de gala que la Reina Margarita ofrecía a más de un centenar de líderes mundiales presentes en la cumbre.

Los acusados consiguieron entrar a la cena haciéndose pasar por 'Jefe de Estado de la Madre Tierra', su 'esposa', y 'un escolta de seguridad', por lo que se les permitió el acceso en todos los controles de seguridad. Una vez dentro, los activistas mostraron dos pancartas en las que se podía leer: 'Los políticos hablan, los líderes actúan'.

Así, la Fiscalía danesa acusó a los 11 activistas, de diversas nacionalidades, de los cargos de allanamiento de morada, falsificación de documentos y suplantación de funcionario público. Además, estos se agravaron cuando la Fiscalía también les imputó de un delito contra la Reina, cargo que no se empleaba desde 1934.

Tras la detención, tanto el ex director ejecutivo de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, como otros tres activistas permanecieron 20 días en prisión, donde pasaron las Navidades de ese año.

Uralde ve «positiva» la propuesta del Fiscal

Después de conocer la petición, Uralde ha calificado de «positiva» que la propuesta del fiscal suponga no tener que volver a prisión y ha insistido en que el proceso «ha sido desproporcionado».

Aunque ha aclarado que «prefiere esperar a que haya una sentencia firme», el actual promotor de la Plataforma Equo ha aclarado que «sería desproporcionado ir a la cárcel por una acción pacífica y simbólica» por lo que están «solicitando la libre absolución».

Por su parte, la directora ejecutiva de la organización ecologista, Miren Gutiérrez, ha afirmado que los acusados «están contentos» por no ir a prisión y, «aunque es prematuro, es una victoria que el fiscal no contemple la posibilidad de que vayan a prisión».

A su vez, Gutiérrez ha añadido que, a pesar de que «hayan intentado subrayar la gravedad de la acción», el fiscal «no es capaz de pedir penas más duras».

Además, la directora ha asegurado que «sería injustificado que el juez vaya más allá de lo que pide el fiscal y no están para nada contentos con lo que han tenido que pasar los activistas».

Finalmente, a juicio de Gutiérrez, «el mensaje está claro: el cambio climático es un problema grave al que hay que poner solución urgentemente. Ante esta realidad, lo más estratégico no parece encarcelar al mensajero, entre otras cosas porque cada vez somos más y en las cárceles europeas no hay espacio para todos».

Etiquetas