Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

Primer Día de la Memoria en el País Vasco

Las instituciones vascas celebraron ayer el primer Día de la Memoria junto a familiares de los damnificados del terrorismo.

El lendakari, Patxi López, saluda al escultor Agustín Ibarrola durante el Día de la Memoria.
Primer Día de la Memoria en el País Vasco
DAVID AGUILAR/EFE

El lendakari, Patxi López, inauguró ayer en Ajuria Enea los actos del primer Día de la Memoria, con el que las instituciones vascas quieren recordar a los damnificados del terrorismo y que nace con vocación de efeméride anual: se celebrará cada 10 de noviembre porque es de los pocos días en los que no hay que lamentar atentados mortales. Acompañado de medio centenar de familiares de víctimas y del artista Agustín Ibarrola, quien donó una escultura en homenaje a los asesinados a manos de la violencia terrorista, López destacó que las víctimas son el "símbolo de la libertad y el pluralismo en Euskadi" y una reivindicación de "la tolerancia democrática para una convivencia libre".

"Recordar es dar sentido al sufrimiento de las víctimas", añadió, si bien reconoció que la memoria "no salda la deuda, solo la hace presente". Bajo la lluvia, el lendakari señaló que "hoy, felizmente, en este país la memoria es un argumento fundamental para la deslegitimación del terrorismo".

Antes, tomó la palabra Maixabel Lasa, directora de la Oficina de Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, quien aseguró que la memoria "previene del olvido forzado o interesado" y es "el referente de un futuro en paz". Entre los familiares de las víctimas allí presentes, la madre del ertzaina asesinado por ETA Jorge Díez Elorza celebró que su hijo no se convierta en "un número" y sea recordado "con nombres y apellidos".

Colectivos y dirigentes políticos se dirigieron a pie hasta el Parlamento vasco, donde la presidenta, Arantza Quiroga, leyó una declaración apoyada por todos los grupos de la Cámara a excepción de EA y Aralar, que se ausentaron del hemiciclo y de todos los actos programados para exigir que la jornada incluya también a las víctimas del franquismo y de las fuerzas de seguridad del Estado.

El texto recuerda a todas las víctimas del terrorismo, "sin excepción". "A las víctimas del terror de ETA, el único grupo terrorista que todavía hoy amenaza la convivencia entre los vascos, y a las víctimas provocadas por la violencia criminal del GAL, del Batallón Vasco Español y de otros grupos violentos que, si bien hoy son pasado, originaron un sufrimiento que merece el mismo reconocimiento y reparación", precisa.

Los parlamentarios, entre quienes no figuró el socialista Jesús Eguiguren por motivos personales, según fuentes del PSE, guardaron un minuto de silencio. La declaración leída por Quiroga fue aprobada también en las juntas generales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava en la mayor parte de los ayuntamientos. A primera hora de la tarde, el lendakari presidió otro homenaje en la Academia de la Ertzaintza de Arkaute, para rendir tributo a los 15 agentes de la Policía vasca asesinados por ETA. "No podemos, ni queremos, olvidar el precio que pagaron", afirmó López, quien se dirigió a la Ertzaintza en estos términos: "Sabéis que aún no hemos logrado la libertad plena. Debemos seguir trabajando para terminar con esta pesadilla".

Etiquetas