Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Movilizaciones masivas

El Santander aplaude las medidas y los sindicatos UGT y CC.OO. prevén movilizaciones ante un "ajuste que se ceba en los débiles".

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, advirtió al presidente del Gobierno de que las medidas de ajuste anunciadas para reducir el déficit merecen una contestación "masiva" de los trabajadores y la ciudadanía, aunque no quiso concretar de momento en qué forma se producirá esta respuesta.

"No descarto ningún escenario, la ciudadanía tiene que expresar la máxima sanción social a estas medidas de recorte y nosotros tenemos que canalizar este rechazo y tratar de impedir por todos los medios que se provoque una lesión en los intereses básicos de los trabajadores", aseguró Toxo, quien prefirió esperar al Consejo de Ministros del día 21 y a la decisión de la directiva del sindicato para tomar las decisiones oportunas.

El máximo responsable de CC.OO. calificó de "injustas y antieconómicas" las medidas para la reducción del déficit público y acusó a la CE de "arrodillarse" ante los mismos mercados financieros y "los sectores económicos que han provocado la crisis, y al Gobierno de hacer suyo un discurso "que lleva al empobrecimiento de la sociedad".

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho que las medidas anunciadas supondrán un "ajuste duro" que afectará a muchas familias, por lo que avanzó que "con toda probabilidad" habrá movilizaciones en las próximas semanas.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho que las medidas anunciadas hoy por el Gobierno supondrán un "ajuste duro" que afectará a muchas familias, por lo que avanzó que "con toda probabilidad" habrá movilizaciones en las próximas semanas.

Así lo expresó el líder de UGT tras el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de las medidas para lograr una reducción adicional del déficit durante 2010 y 2011, entre las que se contempla la rebaja del 5% de media las retribuciones del personal del sector público.

En declaraciones a los periodistas a la entrada de la escuela Julián Besteiro, el líder de UGT dijo que las medidas anunciadas suponen "una quiebra del discurso político" del presidente del Gobierno y un "cambio de escenario en las relaciones con los sindicatos".

El Gobierno "ha incumplido" con el acuerdo de negociación colectiva de los empleados públicos al reducir el 5% sus salarios, lo que supone "un duro golpe" a la economía nacional y también un "duro ajuste" que afectará a miles de familias, por lo que anunció que "habrá una canalización del conflicto social".

Reacciones de la izquierda

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, considera que las medidas para recortar el déficit anunciadas merecen una "fuerte contestación social" porque suponen un "ajuste antisocial que se ceba con los más débiles" y un "golpe de los mercados al Estado de bienestar europeo".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Llamazares reprochó al jefe del Ejecutivo que haya "renunciado a una salida de la crisis desde la izquierda", apostando por recortar en gasto social y por una estrategia que, desde su punto de vista, "va también contra la democracia europea".

"Este ajuste antisocial, que se ceba con los más débiles, requiere una fuerte contestación social. Los más débiles tendrán que responder para defenderse de la ley del embudo que implica que lo ancho es para el sector financiero, que pasa la crisis manteniendo o incrementando beneficios y lo estrecho para quienes no han provocado la crisis: trabajadores, pensionistas y dependientes", sentenció.

En este contexto, el diputado de IU denunció que, con este recorte los Presupuestos Generales aprobados por las Cortes para este año han pasado a ser "papel mojado". "Finalmente quien decide lo más importante de un país, que son los Presupuestos, no son sus diputados sino los mercados y especuladores financieros", lamentó Llamazares.

El Santander considera las medidas positivas

El Banco Santander consideró que las medidas van en la buena dirección para lograr recortar el déficit público.

Según fuentes del primer grupo financiero español, las medidas "son concretas y cuantificables y van en la buena dirección para alcanzar el objetivo prioritario de reducir el déficit público".

Etiquetas