Nacional

DIFUNDIDAS A TRAVÉS DE LA WEB DE LA CASA BLANCA

Las fotografías de la discordia

Las fotografías de la discordia
Las fotografías de la discordia
DOMINIQUE FAGET/ Afp Photo

De la participación del presidente del Gobierno español en la Asamblea General de la ONU y en el G-20 se recordará la anécdota y no el fondo. La imagen a rostro descubierto de Laura y Alba, las hijas de José Luis Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa, sacudió ayer los medios de comunicación españoles e incendió Internet. Su posado oficial junto a sus padres y al matrimonio Obama, anfitriones de la doble cita mundial, ha desbaratado cinco años de tranquilo anonimato de las jóvenes.

“Equivocación”, “imprevisión”, “falta de reflejos”, “censura”… Ayer las reacciones políticas y periodísticas daban para un tratado, y los comentarios y montajes gráficos en la Red, algunos de dudoso gusto, suscitan preguntas sobre los borrosos límites de la información en la era digital. La foto fue un error de cálculo, ingenuo quizá, aliñado con buenas dosis de desconocimiento de cómo las nuevas tecnologías han demolido muchas barreras. La imagen fue tomada en la madrugada del jueves, hora española, por el fotógrafo de la Casa Blanca Lawrence Jackson.

La instantánea se colgó, como todas, en la galería que el Departamento de Estado tiene en la web de la red 'Flickr', un contenedor de fotografías abierto a cualquiera que se registre. Dos horas después, la foto había desaparecido a petición del equipo de la Moncloa, que explicó a la Casa Blanca la renuencia del presidente español a mostrar en público a sus hijas.

Dos horas son una eternidad en la Red. Medios digitales internacionales recogieron la imagen y la difundieron con las dos chicas a cara descubierta. Las redes sociales, Twitter, Facebook, Tuenti, empezaron pronto a echar humo y aún ayer mostraban a ambas sin distorsión alguna. En España, 'El Mundo' y 'ABC' la llevaron ayer a portada en sus ediciones impresas con el rostro de Alba y Laura pixelado. Luego se supo que había otras fotos de ambas captadas horas antes por un fotógrafo de la agencia Efe en la sede de la ONU en Nueva York, que decidió no publicar. Efe niega haber recibido presión de la Moncloa. Tampoco hubo “autocensura”, explicó ayer la dirección en un comunicado.

Rajoy no la habría publicado

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, aseguró que si él fuese el director de un periódico no habría publicado la fotografía. “Si fuera director de un periódico no la publicaría, sinceramente. Y si me lo pide el presidente del Gobierno con más razón”, señaló el presidente del PP, quien añadió que tampoco le daría publicidad con los rostros de las menores pixelados. No obstante, Rajoy pidió a Zapatero más prudencia y una mejor distinción entre lo público y lo privado.

Sin embargo, para el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, la responsabilidad última es de Zapatero. Si sus hijas participan de su agenda institucional, “viajan en el avión del presidente, están en un palco oficial y visitan al presidente de Estados Unidos, hay que aplicarles la misma norma que a las hijas del Rey, que si están en un viaje oficial los lógico es que aparezcan en las fotografías oficiales”, declaró a una la televisión valenciana.

El caso es que Laura y Alba tienen cara y un aspecto que las distingue. Hasta ahora, las únicas imágenes suyas fueron publicadas por la revista 'Diez Minutos' en verano de 2004, en un yate con sus padres.


Etiquetas