Nacional
Suscríbete

EDUCACIÓN

La 'vuelta al cole' estará marcada por las movilizaciones de profesores contra los recortes

Sindicatos, asociaciones de padres y el ministro Gabilondo coinciden en que los recortes perjudican a la calidad de la educación. En varias comunidades autónomas (Madrid, Galicia, Navarra o Castilla la Mancha) habrá protestas.

La vuelta a las clases para los escolares españoles estará marcada por las movilizaciones y convocatorias de huelga del profesorado en varias comunidades autónomas contra los recortes de los presupuestos en educación para este curso, que incluyen el aumento de las horas lectivas del personal docente de los centros públicos de enseñanza no universitaria y la consecuente reducción del número de interinos.

Concretamente, los sindicatos docentes han propuesto en la Comunidad de Madrid una huelga para el 14 de septiembre, aunque volverán a reunirse el día 8 para fijarla, y los de Galicia para los días 21 y 27, además de una manifestación el 9 de septiembre en Santiago de Compostela.

Además, no descartan que también se convoquen paros y protestas similares en Navarra, que, aunque ya se produjeron este verano, los sindicatos están a la espera de la reunión de la asamblea el próximo 6 de septiembre para decidir si continúan con las movilizaciones.

En Castilla La Mancha todavía no se han anunciado manifestaciones y huelgas, aunque los sindicatos no las descartan, después de que la presidenta de esta comunidad, María Dolores de Cospedal, se sumara el pasado miércoles a la iniciativa de aumentar las horas lectivas de los docentes como Galicia, Navarra y Madrid.

El aumento lectivo en Navarra será de una hora semanal en Secundaria (de 17 a 18 horas), mientras que en Madrid será de dos horas (de 18 a 20), al igual que en Castilla La Mancha y Galicia, aunque estas últimas también han planteado incrementarlo en Infantil y Primaria dos horas (de 23 a 25 horas) y cuatro horas (de 21 a 25), respectivamente.

Se perderán "miles" de empleos

Según las federaciones de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) y CC.OO (FE-CC.OO) este asunto repercute negativamente en el ámbito laboral por la pérdida de "miles" de empleos de los docentes interinos y en el ámbito académico porque el profesorado, al tener que dar dos horas más, deja de hacer funciones de tutoría o atención a los padres.

"Suprimir aulas, reducir servicios educativos, aumentar alumnos por aula y horas del profesorado, amortizar puestos de trabajo hará reducir el gasto, y desde el punto de vista contable será meritorio, pero las consecuencias en educación serán nefastas y contrarias a reducir el fracaso escolar", aseveran desde FETE-UGT.

Desde FE-CC.OO aseguran que estas decisiones autonómicas "son el mayor error" en el que puede incurrir una administración y alertan de que estos recortes "hipotecarán el futuro de generaciones de jóvenes que ahora más que nunca están necesitados de formación".

También desde CSIF afirman que el resto de comunidades no se han quedado al margen de los recortes, sino que estos han sido "menos mediáticos". En este sentido, advierten de que se traducen en recortes en los programas de apoyo educativo, aumento de ratios, supresión del programa reducción de jornada para mayores de 55 años, entre otros.

Según los cálculos de este sindicato, los cambios en Madrid afectará a 3.000 profesores interinos que se van a dejar de contratar, a los que suma 2.500 personas que se dejaron de contratar el curso pasado por los recortes de entonces. Para Castilla La Mancha calculan que alrededor de entre 300 y 500 personas se quedarán sin empleo, a pesar de tener una plaza adjudicada, y en Navarra más de 300.

Los padres, en contra de los recortes

Los representantes de las principales confederaciones de padres de alumnos no se han quedado al margen de la polémica y se han mostrado "muy preocupadas" por los recortes que algunas comunidades autónomas han previsto para este curso porque, a su juicio, van en detrimento de la enseñanza y generan incertidumbre.

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús María Sánchez, ha asegurado que si se reduce el número de profesores, los alumnos con necesidades especiales perderán los recursos de apoyo, algo que, a su entender, va en contra de la finalidad de la escuela pública como "compensadora de desigualdades".

Por su parte, el presidente de la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa), Luis Carbonel, ha afirmado que recortar en educación es "un error importante", sobre todo, en un país que, según ha recordado, está "a la cola de Europa" en esta materia. "Se agravará el lamentable estado del fracaso escolar en España", ha aseverado.

Ambas confederaciones proponen a las comunidades autónomas sus propias fórmulas de ahorro de presupuesto. Ceapa plantea la eliminación del horario lectivo de la asignatura de Religión y Concapa la de Educación para la Ciudadanía (EpC). Los dos coinciden en que su propuesta supondría un ahorro en horas y sueldos del profesorado.

Gabilondo, "precupado"

El ministro de Educación, ngel Gabilondo, también ha reconocido esta semana que le "preocupa" que los recortes presupuestarios y los planes de austeridad de algunas autonomías afecten al sistema de enseñanza y ha insistido que tanto la educación como las políticas sociales "son una prioridad".

Sobre el aumento de horas lectivas, ha avisado de que también le "preocupa" que la labor del docente se entienda únicamente como la impartición de clases. "Respeto el autogobierno y las decisiones que se adopten", ha señalado el ministro, para añadir que "reducir tutorías y la atención individualizada del alumno resta calidad a la educación".

Etiquetas