Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

BARÓMETRO DEL CIS

La mitad de los españoles cree que la mujer debe reducir su jornada para cuidar a la familia

El 78,4% de los españoles considera al desempleo como el problema principal que afecta al país, seguido por la situación económica y la clase política.

La preocupación por el paro sigue creciendo entre los ciudadanos y, aunque no llega a los máximos alcanzados hace unos meses, todavía un 78,4% de los encuestados lo mencionan como el principal problema que afecta a España, por delante de la situación económica y la clase política.

Así se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) elaborado entre el 3 y el 13 de septiembre pasados, y que se ha dado a conocer este lunes, en el que la inquietud por la inmigración sube tres puntos en comparación con el anterior sondeo.

Según la encuesta -que este mes dedica un apartado completo a preguntar sobre las familias-, mejora ligeramente la confianza ciudadana en la situación económica, ya que un 70,3% de los preguntados piensan que es "mala" o "muy mala", frente al 74,4% que reflejaba el anterior barómetro.

También hay mayor optimismo respecto al futuro de la situación económica, ya que si en el barómetro anterior, correspondiente al mes de julio, un 30,8% de los encuestados opinaba que dentro de un año la situaría sería peor, en la encuesta dada a conocer son un 28,8% quienes mantienen esa misma opinión.

El paro, por tanto, sigue creciendo como el principal problema de España según los encuestados, ya que un 78,4% menciona en primer lugar mientras en los dos anteriores barómetros era más bajo. Con todo, este porcentaje no llega a los máximos de hace unos meses, por ejemplo en marzo de 2010, cuando un 82,9% de los ciudadanos lo señalaban como su mayor preocupación.

Después del desempleo, entre los asuntos que inquietan a los ciudadanos están los problemas de índole económica -un 48,2% de los encuestados así lo mantienen-, una cifra inferior a las de anteriores sondeos, ya que desde antes del verano se superaba el 50%.

Tras la economía, la clase política se sitúa como tercer problema -así lo opinan un 19,8%de preguntados, cifra también en descenso-. Y después de esta inquietud aparece la inmigración, que sube tres puntos desde el último sondeo: pasa de un 12,4% a un 15,4%.

Respecto al futuro de la economía, los ciudadanos confían algo más en la mejora de cara al año próximo, después del máximo anual que se registró en el barómetro de junio: ese mes un 35,7 por ciento de los encuestados pensaba que la situación iría a peor, y en este último sondeo se sitúa en un 28,8 por ciento.

En todo caso, la coyuntura económica sigue teniendo muy malas calificaciones, ya que un 70,3% de los preguntados opinan que es "mala" o "muy mala".

Respecto a la situación política, un 63,3% de los ciudadanos cree que está "mal" o "muy mal", y un 22,5% de ellos vaticina que estará peor dentro de un año

 La mujer debe reducir la jornada para cuidar  a la familia

Por otro lado, según el barómetro casi la mitad de los españoles -el 45,7%- considera que debería ser la mujer la que trabajase menos horas para ocuparse de los hijos y del hogar, frente a un 1,8% que opina que debería hacerlo el hombre, en el supuesto de que uno de los dos miembros de la pareja se viera obligado a tomar esta decisión.

Para un 20,9% cualquiera de los miembros de la pareja "indistintamente" podría tomar la decisión de mermar su actividad laboral, mientras que un 10,2% piensa que tendría que hacerlo el que tenga un trabajo peor remunerado.

Cuando se pregunta a los españoles por qué modelo de familia es el ideal, un 67,6 por ciento manifiesta que es aquella en la que los dos miembros de la pareja tienen un empleo remunerado, con parecida dedicación, y ambos se reparten las tareas del hogar y el cuidado de los hijos, si los hay.

Un 14,7% defiende, como ideal, la familia en la que sólo trabaja un integrante de la pareja y el otro se encarga del cuidado del hogar y de la eventual prole.

Etiquetas