Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

operación contra la banda terrorista

La Policía gala intenta reconstruir los movimientos del jefe político de ETA

Los cuatro detenidos y el poeta de 75 años que alquiló el piso franco de Burdeos son trasladados a París para pasar disposición judicia.

La Policía francesa distribuyó las fotografías del presunto jefe político de ETA, Xabier López Peña 'Thierry', y los tres supuestos subordinados detenidos en su compañía el martes en Burdeos con la intención de recabar la cooperación ciudadana y recomponer los movimientos en los últimos meses por territorio galo de los cuatro activistas. Los arrestados van a ser trasladados este viernes a París para comparecer ante los juzgados antiterroristas durante el fin de semana, al igual que el ciudadano francés Fred Fort, poeta y artista septuagenario, antiguo jugador de rugby, acusado de haber alquilado a su nombre con pleno conocimiento de causa el refugio que sirvió de oficina y vivienda durante los últimos meses a la plana mayor del aparato político etarra.

La base operativa de Burdeos, instalada en un apartamento de apenas 40 metros cuadrados, fue descrita como un lugar "pequeño, sucio y exiguo" por fuentes de la investigación que resaltaron el contraste con la casona rural bearnesa, grande y ajardinada, en la que vivía Mikel Albisu, el anterior jefe político apresado, con su compañera, Soledad Iparragirre, y el hijo de ambos. Los cuatro ocupantes compartían un par de estancias de mobiliario espartano en las que trabajaban a diario en ordenadores portátiles individuales y dormían en colchones tirados en el suelo.

Por la ropa, efectos personales, utensilios de aseo y número de lechos encontrados se deduce que los cuatro detenidos vivían juntos. Pero no se tiene la certeza de que hayan permanecido bajo el mismo techo desde el alquiler de la morada, el pasado agosto. El escondite, cercano a la estación ferroviaria de Saint-Jean, se encontraba idealmente rodeado por una farmacia y un comercio de alimentación abiertos las 24 horas del día, así como una lavandería y una cibertienda desde la que se pueden enviar con total discreción mensajes electrónicos a cualquier parte.

La policía se incautó de cinco pistolas automáticas de los calibres 9 y 7,65 milímetros, respectivamente, matrículas falsificadas y material para copiar placas, algo más de un millar de euros en efectivo y un muestrario de los elementos necesarios para confeccionar un artefacto explosivo. También había revistas, propaganda y documentación de tipo doctrinario así como abundante material informático que será trasladado, bajo precinto judicial, a París para ser confiado a peritos con la esperanza de acceder al contenido de los discos duros, memorias externas y lápices electrónicos confiscados.

Más de 16 horas

El registro de la guarida de 'Thierry', pese a su pequeñez, llevó más de 16 horas en presencia de los detenidos y finalizó hacia las tres de la madrugada del jueves. Xabier López Peña, Ainhoa Ozaeta, Jon Salaberria e Igor Suberbiola fueron sacados uno a uno del inmueble entre gritos de ánimo de allegados y trasladados en coches camuflados de la policía, con las matrículas tapadas con cinta adhesiva, a la comisaría central de Burdeos. En las dependencias policiales asistieron el jueves a la inspección de los dos vehículos robados, un Ford Focus y un Peugeot 307, que utilizaban en sus desplazamientos.

A Burdeos también fue trasladado Fred Fort, nacido hace 75 años en Vichy y residente en el País Vasco francés, donde es muy conocido por sus actividades de poeta, narrador, fotógrafo y dramaturgo. La policía, que registró el domicilio de su compañera en la calle Pannecau de Bayona, le acusa de encubridor por sospechar que se prestó a alquilar el piso franco de Burdeos. Asiduo de las manifestaciones abertzales, hace unos años fue inculpado por una acción de protesta del movimiento Demo contra la compañía ferroviaria SNCF por marginar el uso del euskera.

Etiquetas