Despliega el menú
Nacional

LUCHA ANTITERRORISTA

La Policía detiene a dos presuntos etarras en Vizcaya

Los arrestados son Urko Izagirre Iriarte y Enrique Noya Santos, y las fuerzas de seguridad creen que participaron en el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra en 2008. La Policía Nacional ha incautado a los dos presuntos colaboradores de ETA detenidos la pasada madrugada en Vizcaya, Urko Izagirre Iriarte y Enrique Noya Santos, un manual titulado "Cloratita" para la fabricación de explosivos, una bombona de cámping-gas y abundante documentación de la banda terrorista. Así lo ha informado el Ministerio del Interior, que ha explicado que se han practicado cuatro registros en diferentes inmuebles de Vizcaya, en los que también se ha intervenido una gran cantidad de material informático que ahora está siendo analizado. El arresto de Izagirre y Noya ha sido ordenado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, en una operación contra el entramado de colaboradores de la banda terrorista en Vizcaya que todavía continúa abierta. Los dos detenidos, que están siendo trasladados a Madrid, están relacionados con el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra (La Rioja) de 2008, según han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista. La pista que ha permitido las detenciones de hoy ha sido la de Jon Rosales y Adur Aristegi, los dos arrestados la semana pasada en Camprodon (Girona) cuando intentaban huir a Francia. Aristegi ya fue detenido en julio de 2008 por colaborar con el desarticulado "comando Vizcaya", que entonces lideraba Arkaitz Goikoetxea.

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido esta madrugada en Vizcaya a dos presuntos colaboradores de ETA, a los que relaciona con el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra (La Rioja) de 2008, han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Los dos detenidos son Urko Izagirre Iriarte, arrestado en el número 13 de la calle Bidebarri, en Algorta (Getxo), cerca de Bilbao, y Enrique Noya Santos, en el 5 de la calle Elorrieta, en la capital vizcaína.

Ambos están acusados de haber prestado una furgoneta para la comisión del atentado contra la casa cuartel de Calahorra ocurrido el 21 de marzo de 2008, aunque no fue el vehículo usado como coche-bomba. La explosión causó numerosos destrozos, aunque no hubo pérdidas humanas.

El coche-bomba estaba cargado con 70 kilogramos de explosivos, y fue el jefe del comando Vizcaya, Arkaitz Goikoetxea, ya detenido, el que realizó la llamada que avisó del atentado.

La pista que ha permitido las detenciones de hoy ha sido la de Jon Rosales y Adur Aristegi, los dos detenidos la semana pasada en Camprodon (Girona) cuando intentaban huir a Francia. Aristegi ya fue detenido en julio de 2008 por colaborar con el desarticulado "comando Vizcaya", que entonces lideraba Arkaitz Goikoetxea.

 

Con un manual para fabricar explosivos

La Policía Nacional ha incautado a los dos presuntos etarras un manual titulado 'Cloratita' para la fabricación de explosivos, una bombona de cámping-gas y abundante documentación de la banda terrorista.

Así lo ha informado el Ministerio del Interior, que ha explicado que se han practicado cuatro registros en diferentes inmuebles de Vizcaya, en los que también se ha intervenido una gran cantidad de material informático que ahora está siendo analizado.

Etiquetas