Nacional
Suscríbete

Informe de CC.OO.

La población inmigrante en Aragón desciende en 2011 como consecuencia de la crisis

El secretario general de CC.OO. Aragón, Julián Buey, asegura que el mayor problema es el desempleo y que es necesario "un gran pacto de Estado".

Una mayoría de padres inmigrantes, en esta foto de archivo, esperan a las puertas del Pío XII la salida de los niños de clase.
Padres de un centro con un 80% de inmigrantes y gitanos recurren el proceso de escolarización
J. BLASCO

La población inmigrante en Aragón ha pasado de representar un 12,85% de los habitantes, en enero de 2010, a un 12,67 en el 2011 "como consecuencia de los efectos de la crisis económica y de la disminución de las expectativas económicas", ha afirmado la secretaria de Política Social y Migraciones de Comisiones Obreras (CC.OO.) Aragón, Marta Arjol.

En una rueda de prensa, este martes en la sede del CC.OO. en Zaragoza en la que el sindicato ha presentado su informe 'La población inmigrante en Aragón', Arjol ha explicado que desde el año 1998 a 2010 "la población extranjera no ha dejado de aumentar", ya que se pasó del 0,66% al 12,85%.

"Algo similar ocurre a nivel estatal porque del 1,60% que representaban los inmigrantes en el año 1998 se ha pasado al 12,22% en 2010", ha apuntado la secretaria, quien ha indicado que en España también se ha experimentado una caída del 1,15.

Asimismo, Arjol ha indicado que la población inmigrante que reside en Aragón es joven. De esta forma, del total de los extranjeros que viven en la Comunidad, el 66,79% tiene entre 15 y 44 años. Sin embargo, sólo el 36,38% de los aragoneses se encuentran en esas franjas de edad.

Lo contrario ocurre con los mayores de 65 años. Del total de la población inmigrante que reside en Aragón el 1,43% se encuentra por encima de los 65 años, en el caso de los aragoneses el porcentaje es del 22,67%.

Por otro lado, Arjol también ha destacado que los inmigrantes que viven en Aragón proceden, fundamentalmente, de Rumania, Marruecos, Ecuador y Colombia.

El sindicato ha considerado que el colectivo inmigrante "revitaliza" la economía en la Comunidad aragonesa, ya que en el año 2010 la tasa de actividad de la población extranjera suponía el 79,93 % frente al 55,27% de la población española.

"La población inmigrante ocupa empleos y se concentra en ramas de actividad con perores condiciones laborales, mayor temporalidad y salarios más bajos, todo lo cual indica mayor precariedad laboral", ha resumido Arjol.

Según Comisiones, la población inmigrante se ocupa en sectores como la construcción, la hostelería y el servicio doméstico, "todos ellos muy vulnerables a la crisis y que han sufrido en mayor medida la destrucción de empleo". Las ocupaciones más contratas fueron las de peón agrícola, peón de industrias manufactureras, personal de limpieza y camareros.

Mayores niveles de paro

La población inmigrante "sufre mayores niveles de paro", ha asegurado la secretaria de Política Social y Migraciones de CC.OO. Aragón, Marta Arjol, quien ha matizado que tiene tasas de paro que duplican la población nacional, ocupan puestos de trabajo "de baja cualificación y con peores condiciones laborales".

El número de parados extranjeros en 2010 se ha situado en 23.605 personas, lo que supone el 25,75% de la población desempleada en Aragón; en 2005 ese porcentaje era menos de la mitad, el 10,46%. El grupo de edad que más paro ha registrado es de 25 a 44 años, con un 33,20%, aunque seguido muy de cerca por el de menores de 25 años, con un 22,20%.

Para CC.OO., "la no discriminación es un elemento clave en la integración laboral de nuestros trabajadores, especialmente en el contexto de crisis en el que vivimos y puede conducir a situaciones graves de pobreza, exclusión y conflictividad social. La igualdad de las condiciones al acceso del mercado laboral es un elemento indispensable para asegurar la cohesión social".

A pesar de que en 2005 la tasa de paro era del 5,83%, la de la población extranjera duplicaba a la española, con 10,12%. Algo similar sucede en 2010, ya que la tasa total de paro es del 14,77%, pero en la población española es del 12,37% y la de la extranjera del 27,23%.

Además, en el año 2008 el salario medio de un trabajador aragonés era de 25.125 euros, mientras que un inmigrante cobraba un 49,37%, 16.646 euros.

Afiliación

En cuanto a la afiliación en 2010 la mayor parte de los extranjeros se encuentran en el régimen general, el 68,99%, seguido del régimen agrario, con un 14,83%. Los trabajadores autónomos representan el 9,27% y el colectivo de empleados del hogar el 6,90%.

De los trabajadores afiliados españoles el 77,79% está en el régimen general, el 21,30% en el de autónomos, el 0,46% se encuentra en régimen especial agrario y el 0,45 % en el de empleados del hogar.

Para Comisiones Obreras "la dificultad en el acceso al mercado laboral supone un importante obstáculo para el acceso a derechos básicos como la documentación, la vivienda o la protección social y puede acabar por generar pobreza y exclusión social". Por todo esto, "la integración de este colectivo en nuestra Comunidad es totalmente imprescindible".

Pacto de estado

El secretario general de CC.OO. Aragón, Julián Buey, ante los datos sobre inmigración, ha solicitado "un gran pacto de Estado", ya que el "principal problema es el desempleo", lo que supone para el país "una situación insostenible".

También ha manifestado que el fenómeno de la inmigración en España ha tenido una "falta absoluta de previsión", lo que se debe "más a la rapidez con la que he venido la población extranjera a nuestro país que a la cantidad".

En este sentido, ha recordado que "en términos históricos España es nueva en lo referente a la inmigración", ya que, "hasta hace pocos años hemos sido un país emigrante". Así, ha apostillado que "durante el siglo XX, con la Guerra Civil española, muchas personas fueron al exilio tanto por la situación política como económica".

Buey ha añadido que España "ya se ha convertido en un país de recogida" y que el problema "no es de números, es de la rapidez con la que se ha producido, de la falta de previsión y de desconocimiento de la realidad, de lo que tenemos que hacer con este fenómeno".

El secretario general de CC.OO. Aragón ha subrayado que el 70% de la población inmigrante se concentra en las comunidades de Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Razones de inmigración

Según el informe 'La población inmigrante en Aragón', este proceso migratorio tienen un origen esencialmente económico. Son las razones económicas y laborales las que responden de este aumento migratorio, marcado por las desigualdades que entre los países ha generado el proceso globalizador de estos últimos años.

Los inmigrantes, como fuerza de trabajo, son demandados por los países industrializados y responden a esa llamada en busca de mejores niveles de vida mediante un mejor empleo, oportunidades de educación y mayores cotas de bienestar social.

Además, según el sindicato, los países "ricos" necesitan la inmigración para cubrir determinados puestos de trabajo, como respuesta a fases expansivas de la economía que incrementan la necesidad de mano de obra y para el rejuvenecimiento de su población.

Etiquetas