Nacional
Suscríbete

EMPIEZA A REMITIR

La ola de altas temperaturas alcanzó ayer su mayor extensión

La ola de calor que sufre España alcanzó ayer su punto álgido en cuanto a su extensión territorial, aunque sin alcanzar hasta el momento marcas históricas, y las previsiones apuntan a que la situación mejorará poco a poco en los próximas días.

Según datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ayer se mantuvo la alerta naranja en 15 provincias debido a las altas temperaturas, fenómeno que también puso en amarillo a otras 36.

En cuanto a las previsiones, ya se anuncia para hoy un ligero o moderado descenso de las temperaturas en la mitad noroeste de la Península, que podría ser notable en el País Vasco y Alto Ebro, mientras que todavía se pronostican cifras significativamente altas en el este, centro y sur peninsulares, Baleares y Canarias. Para el sábado tan solo se esperan temperaturas elevadas en Canarias y Andalucía.

A pesar de que en diversas ciudades se repite la imagen de gente refrescándose en fuentes públicas, algunos de los lugares tradicionalmente más afectados por las altas temperaturas no se han acercado siquiera a las marcas históricas. Este es el caso de diversas comarcas de Andalucía, donde las máximas previstas para estos días rondan los 40 grados, temperatura muy lejos de records como el de Córdoba en 2003, donde se alcanzaron los 46,2 grados el día 1 de agosto, o los 45,2 grados que se sufrieron ese día en Sevilla.

Etiquetas