Despliega el menú
Nacional

NUBE VOLCÁNICA

El aeropuerto de Zaragoza vuelve a operar tras la nube de cenizas

No obstante, Aena mantiene el cierre de los aeropuertos de Barcelona, Girona, Sabadell, Santiago, A Coruña, Vigo, Asturias, Santander, Burgos, León, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Huesca, Pamplona y La Rioja.

Evolución de la nube de cenizas volcánicas procedentes de Islandia facilitada por el Centro Asesor sobre Ceniza Volcánica de Londres
Suspendidos 7 vuelos en el aeropuerto de Zaragoza por la nube volcánica

El aeropuerto de Zaragoza, junto con los de Valladolid y Salamanca, volverá a abrir a las 20.00 después de permanecer cerrado desde el mediodía por la nube de cenizas volcánicas, según ha informado Aena.

No obstante, Aena mantiene el cierre de los aeropuertos de Barcelona, Girona, Sabadell, Santiago, A Coruña, Vigo, Asturias, Santander, Burgos, León, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Huesca, Pamplona y La Rioja.

A las 20.00 horas se levantarán las restricciones al tráfico aéreo en los aeropuertos de Zaragoza, Valladolid y Salamanca.

Según la información proporcionada por Eurocontrol -el organismo europeo que coordina el tráfico aéreo- la evolución de la nube volcánica podría permitir la reapertura del aeropuerto de Barcelona, a partir de las 02.00 horas del domingo, 9 de mayo.

Aena recomienda a los pasajeros que se informen del estado de sus vuelos antes de acudir al aeropuerto, llamando a sus compañías aéreas o al teléfono de información de Aena 902 404 704 o (+34)91 321 10 00. 

Cancelan 518 vuelos en 19 aeropuertos

Un total de 518 de los 1.114 vuelos programados para hoy han sido cancelados en los 19 aeropuertos de la red de AENA que están cerrados por la nube de ceniza del volcán islandés Eyjafjalla y se prevé que reanuden las operaciones entre las 20.00 horas de hoy y las 02.00 horas de mañana.

Según los últimos datos de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), hasta las 17.00 horas se habían operado en estos 19 aeropuertos 463 vuelos.

El cierre de las instalaciones españolas se inició la pasada madrugada, a las 02.00 horas, en los aeropuertos de Santiago de Compostela, A Coruña, Vigo, Asturias, Santander, Burgos, León, Valladolid y Salamanca.

Ante el desplazamiento de las cenizas hacia el este de la península Ibérica, a mediodía se cerraron también los aeropuertos de Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Zaragoza, Huesca, Pamplona y La Rioja y desde las 15.30 los de Barcelona, Gerona y Sabadell.

También esta fuera de servicio el aeropuerto de Lérida, pero no está gestionado por el ente público, con lo que son 20 los aeropuertos fuera de servicio en toda España.

Las previsiones indican que a partir de las 20.00 horas podrían volver a estar operativas las instalaciones de la cornisa cantábrica y de Castilla y León, mientras que en los aeropuertos catalanes las restricciones no se levantarán hasta la próxima madrugada.

Eurocontrol, el organismo europeo que coordina el tráfico aéreo, calcula que a partir de la medianoche la nube de ceniza se alejará de España y comenzará a extenderse por el espacio aéreo francés.

La contaminación ha afectado también a las rutas habituales de los vuelos entre América y Europa y Asia, que se están desplazando hacia el sur para evitar las zonas afectadas en el Atlántico Norte.

Estos vuelos están procediendo por rutas en el centro y sur de la península Ibérica, en los ejes Cáceres/Barcelona y Sevilla/Palma, según AENA.

A consecuencia del cierre de los aeropuertos, Iberia ha cancelado 106 vuelos y ha fletado decenas de autobuses para que los pasajeros afectados puedan llegar a sus destinos por carretera, lo mismo que Air Europa, que ha anulado más de una veintena de rutas y ha tenido que desviar otras tres.

Spanair prevé anular 33 trayectos (en el caso de que se abran los aeropuertos a las 20.00 horas, ya que si no tendrían que anular unos 6 más), lo que habría afectado a unos 3.300 viajeros e Easyjet al menos las seis rutas con las que diariamente enlaza Madrid y Lisboa.

Según constató Efe, en el aeropuerto de Barajas se registraron durante toda la jornada largas colas de viajeros ante los mostradores de las compañías para obtener un nuevo pasaje, el reembolso del billete o una plaza en un autobús.

La mayoría de los viajeros afectados aceptó "con resignación" la cancelación del vuelo, aunque hubo algunas protestas por la "escasez" de personal para atender a los viajeros o por la "organización de la salida de los autobuses".

Era el caso de una pareja de españoles residentes en Suiza que aterrizó en Madrid a las 15.00 horas en un avión procedente de Ginebra y que, dos horas después, seguía sin saber a que hora saldría su autobús hacia Santander.

Etiquetas