Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Tercer Milenio

GUIPÚZCOA

La niña de Zarauz murió ahogada en el mar

El Ayuntamiento de Zarauz organizó una concentración en memoria de la pequeña, cuya muerte investiga la Ertzaintza. Su padre fue detenido por presunto homicidio.

Concentración en Zarauz
La niña de Zarauz murió por "ahogamiento en el mar"
EFE

La niña de 18 meses cuyo cuerpo apareció el jueves flotando en aguas de Zarautz (Guipúzcoa) "murió por ahogamiento en el mar", según el viceconsejero de Seguridad, Rafael Iturriaga, quien ha explicado que el padre de la menor ha modificado sus versiones, que resultan "confusas" y no "creíbles".

Iturriaga ha hecho estas declaraciones a los periodistas en Zarauz tras participar en una concentración, organizada por el Ayuntamiento de la localidad, en memoria de esta pequeña de año y medio, cuya muerte es investigada por la Ertzaintza, que imputó a su padre su presunto homicidio "bien como resultado de una negligencia o bien provocado de forma intencionada", según el departamento de Interior del Gobierno Vasco.

Rafael Iturriaga ha asegurado que las investigaciones sobre el caso arrojan de momento "muy pocas novedades", ya que los análisis forenses en "una niña tan pequeña no ofrecen prácticamente resultados".

Sí se ha podido determinar que la "niña murió por ahogamiento en el mar bien sea de modo accidental o a través de un homicidio como desgraciadamente es de temer", ha agregado Iturriaga, quien ha considerado "prácticamente imposible" que una niña tan pequeña pudiera trasladarse por sus propios medios "desde donde se dice que pasó la noche hasta donde apareció el cadáver".

Iturriaga ha comentado que las pesquisas continúan abiertas y que tampoco se descarta que pudiera tratarse de un asesinato, que en este caso "sería incluso un parricidio".

Los análisis forenses realizados hasta ahora en el cuerpo de la niña también han evidenciado que no hubo "ningún tipo de lucha" y que "alguna pequeña lesión" que presentaba en su piel fue "postmortem" posiblemente por el rozamiento del cuerpo con las rocas, el fondo o la arena, ha precisado.

El padre de la niña que, según ha desvelado Iturriaga, "ha ido modificando las versiones, que son confusas y no realmente creíbles", permanece en dependencias de la Ertzaintza a la espera de pasar en las próximas horas a disposición judicial.

El hombre, un marroquí de 41 años, que cuenta con otros once arrestos anteriores, varios de ellos por violencia de género, denunció la desaparición de la menor, con la que dijo que estaba pernoctando al aire libre, pocas horas antes de que apareciera el cadáver.

El viceconsejero ha comentado que la división de Policía Criminal de la Ertzaintza se ha hecho cargo de las investigaciones y que permanecen a la espera de que la Policía Científica analice las evidencias tomadas como podrían ser restos de ADN que, por ejemplo, pudieran situar a la niña en la choza en la que se dice que pasó la noche.

Los efectivos policiales tratan también de recabar el testimonio de algún testigo que pudiera haber visto algo y pudiera contribuir a esclarecer lo ocurrido.

Etiquetas