Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DERRAME DE PETRÓLEO EN TARRAGONA

Un error humano causó el vertido del Delta del Ebro

La Fiscalía de Tarragona abrirá una investigación sobre el vertido de crudo que este miércoles inundó parte del Delta del Ebro.

La plataforma accidentada
La mancha del Delta del Ebro ocupa 2.000 campos de fútbol
AGENCIAS

 Una válvula que debía estar cerrada y que, por un error humano, estaba abierta, causó el vertido de crudo de este miércoles en la plataforma Casablanca, han indicado fuentes de Repsol. Asimismo, estas fuentes han cifrado el crudo vertido entre 30 y 60 metros cúbicos -de 30.000 a 60.000 litros-, mientras los cálculos de la subdelegación del Gobierno los sitúan entre 100 y 180 metros cúbicos -de 100.000 a 180.000 litros-.

La espesa niebla baja ha impedido que los helicópteros de Repsol y de Salvamento Marítimo pudieran sobrevolar la zona durante todo el día, y han despegado únicamente pasadas las cuatro de la tarde, por lo que no han podido hacer la foto del estado actual de la mancha, según la subdelegación del Gobierno.

Por otra parte, según estas mismas fuentes, el viento de mistral que ha soplado durante todo el día "muy fuerte", ha alejado la mancha "mar adentro".

La válvula que por un "error humano" se quedó abierta se encuentra antes de la tubería que envía el crudo desde la plataforma hasta la refinería, junto a la batería de medidores fiscales, por lo que al estar abierta una parte del petróleo fue a parar a un depósito y, al rebosar, llegó al mar, según estas fuentes.

La producción diaria de la plataforma Casablanca es de 570 m³/día (metros cúbicos por día) y, en ese momento, los medidores daban una producción de 507 m³/día, por lo que la cantidad máxima que pudo ir a parar al mar "fue fueron 63 m³, que fueron menos porque la planta acababa de volver a la actividad y no estaba a pleno rendimiento", según estas fuentes. "Calculamos que salieron entre 30 y 60 m³ de crudo", han señalado estas fuentes de Repsol, que tienen pendiente aún una reunión con Salvamento Marítimo para poner en común y contrastar los respectivos datos.

Desde la subdelegación se ha destacado que, afortunadamente, la fuga se ha producido "en la planta, no en el pozo", porque entonces las consecuencias habrían sido peores.

Durante todo el día de hoy, siete barcos -cuatro de Salvamento Marítimo y tres de Repsol- han seguido pasando por encima de la mancha para romperla y disolverla, de manera que sea más fácil que se degrade y evapore.

"Los niveles de disolución son elevados por el trabajo de los barcos y por las características del crudo de la zona, muy volátil y poco denso", han comentado desde la Subdelegación, más tranquilos porque el crudo "no llegará a la costa".

"De hecho, los barcos nos dicen que les cuesta encontrar trozos de crudo", han añadido estas fuentes.

Según Repsol, la mancha, que es ahora "más pequeña, está fragmentada y se aleja de la costa aún más", llegó a ocupar 19 kilómetros cuadrados porque "la película es muy fina", lo que no quiere decir que "esa extensión esté llena de crudo, sino que hay partículas a lo largo de esa distancia".

La previsión de Repsol es que los barcos trabajen durante toda la noche de hoy y previsiblemente mañana, aunque todo dependerá de si finalmente pueden volar los helicópteros para hacer la fotografía de la situación.

La subdelegación del Gobierno calcula que mañana por la mañana ya se habrá disuelto la mancha ya que la presencia del barco Clara de Campoamor permite a todos los buques desplazados poder trabajar de noche.

Por otra parte, y sobre la noticia de que la Fiscalía de Tarragona estudia abrir una investigación de oficio por el vertido de crudo, fuentes de Repsol han comentado que "es lógico" que la Fiscalía intente averiguar lo sucedido y recoja información al respecto. "Ya se verá qué pasará", han añadido estas fuentes.

La subdelegación del Gobierno ha abierto también un expediente informativo que seguramente no tendrá consecuencias, de cara a la dirección general de Marina Mercante, porque la actuación de Repsol "fue la correcta al avisar enseguida que se produjo el vertido".

"Otra cosa es si hubo negligencia en el funcionamiento de la plataforma, pero eso ya será otro tema", han añadido desde la subdelegación que dirige Teresa Pallarès.

Etiquetas