Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DETENIDOS EN ENERO

La Justicia portuguesa acepta entregar a España a dos presuntos etarras

La Justicia portuguesa decidió aceptar la petición de España para entregar a los dos presuntos etarras detenidos el pasado 9 de enero tras huir de un control policial español cerca de la frontera lusa.

El presidente del Tribunal de Relación de Lisboa, Luis María Vaz das Neves, declaró que este organismo ha decidido atender la orden cursada por la Audiencia Nacional española sobre los dos presuntos miembros de la organización terrorista ETA Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón.

La defensa de ambos detenidos, que puede apelar ante el Tribunal Supremo, se había opuesto a su entrega mientras la Fiscalía portuguesa, que les acusa de resistencia a la autoridad, falsificación y robo de vehículo, pidió también que fueran juzgados en España, donde son sospechosos de pertenecer a ETA.

El Tribunal de Relación, encargado de decidir las extradiciones y entregas de acusados a otros países, emitió hoy la decisión favorable a la petición española tras haber convocado en dos ocasiones a los detenidos, que se encuentran en prisión provisional.

Vaz das Neves dijo que no podía aventurar la duración de los trámites procesales en caso de que ahora apelen ante el Supremo, pero señaló que estos procedimientos suelen desarrollarse con prontitud.

El magistrado recordó que hay una segunda causa abierta para la entrega de ambos detenidos a España a raíz de la decisión del Tribunal Central de Instrucción Criminal (TCIC) de Lisboa de inhibirse de juzgarlos por los delitos que se les imputan en Portugal.

El TCIC estuvo de acuerdo con la petición de los fiscales lusos para que sean procesados en España de los cargos que tienen aquí, pero también esta decisión puede ser apelada, hasta el 4 de marzo, por los presuntos etarras, cuyo abogado, José Galamba, ya anunció la intención de hacerlo.

Contra la decisión tomada en respuesta a la Orden de Detención Europea cursada por la Audiencia Nacional los supuestos etarras pueden recurrir a su vez en un plazo de 15 días.

Los dos presuntos miembros de ETA fueron detenidos en el norte de Portugal tras huir de la policía española cuando trasladaban hacia este país una furgoneta con explosivos y material para fabricarlos.

Las autoridades españolas sospechan que participaron también en la preparación del polvorín, con alrededor de una tonelada de materiales explosivos, que tenía ETA en una casa de la localidad portuguesa de Obidos descubierta el 4 de febrero por la policía lusa.

El ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, visitó Lisboa la semana pasada y se reunió con su homólogo Rui Pereira y los responsables de los cuerpos de seguridad portugueses para analizar las actividades de la organización terrorista en este país.

En esa reunión, en la que Pereira subrayó el apoyo de las autoridades lusas, los dos gobiernos acordaron reforzar la colaboración contra el terrorismo y crear un equipo mixto de trabajo policial que permitirá luchar conjuntamente contra ETA.

El ministro español explicó que los dispositivos electrónicos encontrados en la furgoneta que García Arrieta y Yáñez Ortiz trasladaban hacia Portugal pusieron a las fuerzas de seguridad sobre aviso de que ETA podía tener ya en este país explosivos para ser utilizados con esos equipos o planeaba tenerlos.

Rubalcaba felicitó a la policía lusa por la incautación de los explosivos y la detención de los presuntos etarras, que se produjo dos horas después de que recibieran el aviso de la policía española, y subrayó que se había impedido a ETA montar una base operativa en Portugal para perpetrar atentados en España.

El ministro no quiso comentar las actuaciones de la Justicia portuguesa para la entrega de los dos detenidos y expresó su respeto a los procedimientos de los tribunales lusos y su esperanza de que sus decisiones serían "positivas".

Etiquetas