Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CORRUPCIÓN

La Fiscalía pide una condena por cohecho para Camps por aceptar los trajes de Gürtel

Anticorrupción reclama un multa de 41.250 euros y considera probado que permitió que la trama le hiciera regalos.

El presidente del gobierno valenciano, Francisco Camps
Camps insta al fiscal a aplicar con él la misma doctrina que a Bono y Chaves
EFE

La Fiscalía acusó ayer formalmente a Francisco Camps en una de las ramificaciones del caso Gürtel, en concreto en la causa que investiga la aceptación por parte del 'president' de la Comunidad Valenciana y tres de sus más cercanos colaboradores de prendas de vestir regaladas por la trama corrupta. Anticorrupción pide al tribunal superior de Valencia que al jefe del Ejecutivo autonómico se siente en el banquillo y sea condenado por un delito «continuado» de «cohecho impropio», por lo que le reclama una multa de 41.250 euros.

El denominado caso de los trajes es la primera causa Gürtel a la que se enfrenta Camps. La Justicia valenciana tiene aún pendiente decidir si también le imputa a él y a varios altos cargos de esta comunidad por delitos electorales y contra la administración pública, fraude al fisco, falsedad documental, prevaricación, blanqueo, asociación ilícita y cohecho propio, como sostienen la Fiscalía Anticorrupción y el Tribunal Superior de Madrid.

Este primer juicio, el de los trajes, no apartaría a Camps de la política ya que, aunque fuese condenado, no conlleva pena de inhabilitación: es un delito menor dado que solo se le acusa de haber recibido dádivas de la red de Francisco Correa y de Álvaro Pérez, 'el Bigotes', sin que se haya podido probar que a cambio, y como servidor público, moviera los hilos para favorecer a la trama.

Según la Fiscalía, ha quedado acreditado que las firmas de Correa Easy Concept Comunicación, SL; Diseño Asimétrico, SL; Good & Better, SL; Servimadrid Integral, SL; y Orange Market, SL pagaron entre 2005 y 2008 a Camps doce trajes, cuatro americanas, cinco pares de zapatos y cuatro corbatas, que el 'president' se hizo confeccionar en las tiendas madrileñas Milano y Forever Young. En total, los regalos costaron 14.201,5 euros.

 

«Ganarse la amistad y el favor»

Unas dádivas -entiende Anticorrupción- que Correa y el Bigotes realizaron «con el fin de ganarse la amistad y el favor» del presidente del 'Consell' y de los otros tres imputados en esta primera causa: el ex secretario general del PP de la Comunidad Valenciana Ricardo Costa, el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret y el ex vicepresidente del Gobierno valenciano Víctor Campos.

Costa habría aceptado en 2006 y 2007 cuatro trajes y seis pantalones por valor 7.325 euros, lo que le valdría una multa idéntica a la de Camps. Betoret se habría quedado entre 2005 y 2007 con once trajes, cuatro americanas, un pantalón y dos abrigos, cuyo importe ascendió a 13.499 euros, por lo que la Fiscalía también reclama una sanción de 41.250 euros. La multa para Campos sería algo menor, 35.000 euros, ya que las supuestas dádivas serían de menor cuantía: dos trajes, dos pantalones, una americana y un chaqué, por importe de 5.529 euros.

Todos estos cargos públicos, según la acusación pública, aceptaron esos agasajos y lo hicieron -y ahí está la base para la imputación del cohecho- «conscientes» de que los regalos que recibían de Gürtel lo eran «en consideración al cargo público que ejercían y desde el que podían tomar decisiones o desplegar su personal influencia sobre determinadas materias».

Etiquetas