Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

OCUPACIÓN EN EL SAHARA

Denuncia contra el ministro del Interior marroquí

Baby Hamday Buyema, ingeniero de origen saharaui y con DNI español, murió el pasado 8 de noviembre durante el desmantelamiento del campamento.

Lahmad Mulud Ali muestra una foto de su hermano Babi Hamadi, muerto en El Aaiún.
La familia del español muerto pide que se investiguen los hechos
EFE

La familia del ciudadano español muerto durante el desalojo del campamento saharaui Agdaym Izik por parte de las fuerzas de seguridad de Marruecos presentó ante la Audiencia Nacional española una querella contra el ministro del Interior marroquí, Taib Charkaui, por delitos de lesa humanidad y asesinato.

Baby Hamday Buyema, ingeniero de origen saharaui y con DNI español, murió el pasado 8 de noviembre durante el desmantelamiento del campamento.

"Cuando lo asesinaron iba camino a su puesto de trabajo en autobús, que fue interceptado por un control de policía y al comprobar que era saharaui, la policía misma lo sacó a la fuerza", indica la familia en el escrito.

"Una vez en la calzada de la calle un furgón policial lo atropelló y le pasó varias veces por encima, dejándolo malherido, hasta que, por falta de auxilio médico, falleció", añadió.

Hay "testigos suficientes que vieron, oyeron o saben lo que ocurrió" durante los disturbios, dijo el abogado de la familia de Buyema, Félix Pancorbo.

El ministro marroquí del Interior aseguró el martes de la semana pasada durante una visita a Madrid que Buyema murió atropellado en un "accidente" e indicó que la fiscalía de El Aaiún, la capital administrativa del Sahara Occidental, estaba investigándolo.

La familia del español muerto también se querelló contra el gobernador de El Aaiún, contra el jefe de la policía GUS -el cuerpo especial creado ex profeso para el Sahara Occidental- y contra los agentes "todavía sin identificar" que habrían intervenido en el "asesinato".

Ésta es la segunda querella que se presenta en la Audiencia Nacional española contra autoridades marroquíes por los sucesos de hace dos semanas.

La semana pasada fue la ONG Liga Española pro Derechos Humanos la que se querelló contra el ministro Charkaui, además de contra los titulares de Defensa y Exteriores del país norteafricano, acusándolos de delitos de genocidio y lesa humanidad, asesinato, lesiones, torturas y secuestros. Incluyó asimismo en su querella al gobernador de El Aaiún.

La familia del español muerto reclama también en su escrito que se detenga inmediatamente a los querellados para que ingresen en prisión provisional y pide al juez que cite como testigo a la ministra de Exteriores española, Trinidad Jiménez.

Según Marruecos, en el desmantelamiento del campamento saharaui Agdaym Izik y en los enfrentamientos que lo siguieron allí y en El Aaiún hubo 13 muertos: 11 miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes y dos saharauis. El movimiento independentista del Frente Polisario eleva los muertos saharauis a decenas.

El reino alauí asegura que ordenó el desmantelamiento del campamento porque en él había milicias que habían tomado como rehenes a "inocentes". Las fuerzas de seguridad entraron de forma "pacífica" y fueron víctimas de una "agresión brutal", según el ministro del Interior. Los saharauis hablan de "limpieza étnica" por parte de Marruecos en el Sahara Occidental.

El Sahara Occidental fue ocupado por Marruecos después de que España saliera de su antigua colonia en 1975.

Hasta ahora, los diferentes planes propuestos por la ONU para decidir su futuro no han tenido éxito. Primero lo intentó el que fue primer enviado de Naciones Unidas al territorio, James Baker. Luego fue designado el holandés Peter van Walsum, quien lideró cuatro rondas de negociaciones entre las partes. Desde enero de 2009 trabaja en el tema el ex diplomático estadounidense Christopher Ross.

El Frente Polisario aspira a la celebración de un referéndum de autodeterminación, que Marruecos rechaza. Las dos partes se reunieron en Nueva York el 8 de noviembre, el mismo día del desmantelamiento del campamento Agdaym Izik. Volverán a reunirse en diciembre y a principios de 2011.

Etiquetas