Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

POLÉMICA POR WIKILEAKS

La familia Couso cree que hay indicios de delito

Javier Couso, hermano del cámara de Telecinco José Couso, fallecido en Iraq el 8 de abril de 2003, considera que las nuevas revelaciones de los documentos filtrados por Wikileaks y publicados por El País confirman la existencia de indicios de delitos graves, incluso de encubrimiento.

El hermano de José Couso en rueda de prensa
La familia Couso cree que hay encubrimiento en las filtraciones
EFE

Javier Couso, hermano del cámara de Telecinco José Couso, fallecido en Iraq el 8 de abril de 2003, considera que las nuevas revelaciones de los documentos filtrados por Wikileaks y publicados por El País confirman la existencia de indicios de delitos graves, incluso de encubrimiento.

No obstante, Couso, que acusa al Gobierno de conspirar y de mentir a su familia, ha confirmado que sus abogados todavía están analizando el contenido de las filtraciones para decidir si emprenden acciones legales y en qué sentido.

Los documentos conocidos en las últimas horas reflejan, según lo publicado, que ministros españoles "trabajaron" para que no prosperasen las órdenes de detención internacional contra los tres soldados involucrados en el caso abierto por la muerte de José Couso en Bagdad, y así se asegura en un telegrama remitido en 2005 por el ex embajador de EEUU Eduardo Aguirre a su Gobierno.

Couso da total veracidad a estos documentos, ya que asegura que las fechas coinciden con las decisiones que después adoptó la Fiscalía, que se opuso a las órdenes de detención de los militares norteamericanos y recurrió su procesamiento.

En su opinión, la actuación del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha sido impresentable y deberían "dimitir inmediatamente".

"Nosotros teníamos constancia de que había presiones por parte de EEUU pero no pensábamos que la colaboración del Gobierno y de la Fiscalía fuera tan brutal", ha asegurado el hermano del cámara fallecido, que cree que en la colaboración del Ejecutivo y la Fiscalía con EEUU podemos estar ante indicios de delitos graves.

Javier Couso no puede entender como el Gobierno español "es capaz de conspirar para que no se investigue lo que le está pasando a un ciudadano y, además, mintiendo a la familia".

En este sentido, ha recordado que en las mismas fechas ellos se reunieron con la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, y que todos ellos les aseguraron que no entorpecerían la Justicia.

"Menos mal que mi hermano no vuelve a nacer" para ver que su propio Gobierno "ni siquiera ha hecho un poco el ademán de defenderle ante un país aliado", ha lamentado.

Por último, ha cuestionado también las reacciones de los miembros del Gobierno tras conocer estas filtraciones, ya que nadie se ha puesto en contacto con ellos y lo único que han visto es que están "intentando escurrir el bulto".

Etiquetas