Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

MEMORIA HISTÓRICA

La Conferencia Episcopal colaborará con Garzón ya que los archivos parroquiales son públicos

La familia del maestro Galindo, enterrado con Lorca, ve "lógico" que no se abra la fosa hasta que no se decida la competencia.

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española ha recordado al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en relación a la investigación de los represaliados por el bando franquista, que los archivos parroquiales son públicos, por lo que los interesados en conocer algún dato "pueden acceder a ellos cuando quieran". En todo caso, el Episcopado contestará "cuando le llegue" al segundo requerimiento del juez sobre su petición de información sobre los desaparecidos en la Guerra Civil. Por otro lado, la familia del maestro republicano Dióscoro Galindo, que está enterrado en la misma fosa que Federico García Lorca, ve "lógico" que no sea abierta hasta que no se tome una decisión sobre la competencia de la Audiencia Nacional para investigar las desapariciones producidas durante la guerra.

En la rueda de prensa celebrada tras la CCX reunión de la Comisión permanente de la Conferencia Episcopal, el portavoz y secretario general del Episcopado, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, señaló que "se hará todo lo posible por colaborar con la Justicia en el marco de la Ley". Martínez Camino afirmó que los archivos parroquiales son "públicos", por lo que cualquiera interesado en conocer algún dato "puede acceder a ellos de acuerdo con la reglamentación para respetar los datos".

Sobre la contestación al segundo requerimiento de Garzón para obtener información sobre los desaparecidos en la Guerra Civil, después de que en la primera respuesta alegasen que no era la institución adecuada para ello, aseguró que la contestarán "cuando les llegue". El secretario general del Episcopado manifestó también que no hay un pronunciamiento oficial por parte de los Obispos sobre la Ley de Memoria Histórica, aunque advirtió si ésta "pone en peligro la reconciliación es innecesaria", aunque la Iglesia defiende que todas las familias "puedan conocer la historia de sus seres queridos".

Reclaman la exhumación

Por otro lado, Nieves Galindo, la nieta del maestro de Pulianas (Granada) Dióscoro Galindo, que supuestamente está enterrado junto a los restos de Federico García Lorca, consideró "lógico" que Garzón no se pronuncie sobre la apertura de la fosa común hasta que se resuelva la competencia de la Audiencia Nacional para investigar las desapariciones durante la Guerra Civil. La nieta del maestro aseguró que entendía que "debe ser así" porque "nadie es más que nadie", aunque espera que luego "todo sea mucho más rápido".

Frente al silencio de los herederos de Lorca, "que ha primado siempre", los Galindo confían ahora en lograr una salida legal que les sea favorable y permita la exhumación, según declararon. Nieves defendió, tras presentar la demanda, que esta solicitud es su "última salida" tras muchos años reclamando la exhumación. En todo ese tiempo "ha ganado" la oposición de la familia del poeta a buscar la fosa, pero ahora "tendrá que ser al revés".

En relación con este mismo asunto, el testimonio de un hombre de 107 años ha ayudado a localizar una fosa común en un pinar de Pinilla de la Valdería (León), en la que se encontraron los restos de cinco hombres que fueron asesinados por un grupo de pistoleros de Falange durante la Guerra Civil Española. Francisco Fernández, que no pudo desplazarse hasta el lugar de la exhumación por su edad, fue informando al equipo arqueológico a través de su hijo, que se desplazaba entre la casa y el lugar donde estaban trabajando.

En concreto, en la fosa se encuentran los restos de José Fernández Riesco, maestro de San Justo de Cabanillas; tres vecinos de Noceda, Tomás González López, Santiago Travieso y José Travieso Travieso, y ngel Fernández Corredera, de la cercana localidad de Viñales.

Etiquetas