Despliega el menú
Nacional

PROHIBIDAS LAS PANCARTAS Y EXPRESIONES DE APOYO

La Audiencia Nacional permite una marcha en Bilbao en defensa de los presos de ETA

Miles de personas se manifiestan por los derechos de los presos etarras
La Audiencia Nacional permite una marcha en Bilbao en defensa de los presos de ETA
RAFA RIVAS/AFP

Miles de personas han secundado hoy en Bilbao la manifestación convocada por varios partidos nacionalistas vascos para exigir que se respeten los derechos de los presos de la banda terrorista ETA y el final de su dispersión.

La manifestación, que dio comienzo pasadas las 17:30 horas de la tarde, fue convocada por las formaciones nacionalistas EA, Aralar, Alternatiba, el partido vasco-francés Abertzaleen Batasuna (AB) y militantes de la izquierda abertzale y apoyada por los sindicatos ELA y LAB, después de que la Audiencia Nacional prohibiese la impulsada a la misma hora y mismo día por la asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat.

Una hora antes del inicio de la marcha, cuya prohibición había sido solicitada por el PP y la asociación Dignidad y Justicia, el juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional, dictó un auto en el que autorizaba su celebración al entender que esta convocatoria es distinta a la realizada por Etxerat y prohibida por el mismo órgano judicial.

Los partidos convocantes cedieron todo el protagonismo de la marcha a los familiares de los reclusos de la banda terrorista quienes encabezaron la marcha, con una gran banderola con su reivindicación de acercamiento de sus allegados a cárceles vascas, portaron la pancarta con el lema de la manifestación: "Dagozkien eskubideen jabe. Euskal Presoak Euskal Herrira" y leyeron el comunicado final.

Los dirigentes de las formaciones políticas y sindicales nacionalistas Pello Urizar, secretario general de EA; Patxi Zabaleta, coordinador de Aralar; Oscar Matute, fundador y líder de Alternativa, y destacados ex dirigentes de la ilegalizada Batasuna como Rufi Etxebarria, Jone Goirizelaya o Arantza Urkaregi, ocuparon un discreto segundo plano.

 

Sin muestras de apoyo a los etarras

El juez Ismael Moreno, titular del Juzgado central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional que está de guardia esta semana y que ha ordenado al departamento de Interior del País Vasco que vigile la manifestación y evite que durante su celebración se profieran expresiones de apoyo a organizaciones terroristas o a sus miembros o se exhiban pancartas con tales fines.

El magistrado ha adoptado esta decisión a instancias de la Fiscalía y ha hecho suyos los argumentos del Ministerio Publico en los que se señala que los informes policiales aportados "no sostienen la base para afirmar que la presente convocatoria esté en ejecución de un programa de actuaciones organizado por el entramado ETA-partidos y asociaciones ilegalizadas".

Además, indica que el remitido por el departamento de Interior del Gobierno vasco hace un "minucioso" examen de la convocatoria y llega a la conclusión de que entre la marcha que convocó la asociación de familiares de presos de ETA (Etxerat) y esta última, "la única coincidencia es la ciudad y el horario", puesto que los lemas y el recorrido son distintos y los convocantes son otros.

"Concluye el informe que de los datos expresados en el escrito de comunicación, el objeto de convocatoria y el texto de la pancarta, así como los informes del área de seguridad y los antecedentes de manifestaciones de idénticas características, se considera que la finalidad de la manifestación, en principio, 'no vulnera ningún artículo del Código Penal, ni en concreto, los supuestos de enaltecimiento del terrorismo'", destaca el auto.

La asociación Dignidad y Justicia pidió ayer a la Audiencia Nacional que se prohibiera esta nueva manifestación en favor de los presos de ETA al entender que EA, Aralar, la izquierda abertzale, Alternatiba y Abertzaleen Batasuna desafían al Estado de Derecho convocando, a su juicio, la misma manifestación, que la de Etxerat, que fue prohibida por el tribunal el pasado 30 de diciembre.

Para la asociación, que ejerce la acusación popular en las causas por terrorismo que se siguen en la Audiencia Nacional, los responsables de esta nueva convocatoria pretenden "escurrirse por resquicios fraudulentos para celebrar imperiosamente" la marcha convocada por Etxerat y prohibida por el tribunal "de una forma u otra".

Dignidad y Justicia ha advertido hoy de que si se exhibe "una sola fotografía" de un preso etarra durante el transcurso de la manifestación, que empezará a las 17:00 horas en la bilbaína plaza del Sagrado Corazón, se querellará contra los convocantes.

Etiquetas