Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

La Audiencia Nacional iniciará en septiembre el cuarto macrojuicio contra el entorno de ETA

Sentará en el banquillo a los 22 dirigentes de Udalbiltza-Kursaal, la asamblea de cargos de Batasuna, para los que se pide casi 250 años de cárcel.

La Audiencia Nacional no está dispuesta a aflojar la presión sobre las organizaciones del entorno de ETA. Mientras la sede judicial de la Casa de Campo de Madrid aún alberga el juicio contra los 27 dirigentes de Gestoras Pro-amnistía, el presunto aparato de apoyo a los presos y huidos de la banda, el tribunal ya ha decidido que el próximo septiembre iniciará el cuarto macroproceso contra estas organizaciones, el que sentará en el banquillo a los 22 responsables de Udalbiltza-Kursaal.

Udalbiltza-Kursaal es la asamblea de cargos públicos, alcaldes y concejales de Batasuna, creada en 2001, antes de que el Tribunal Supremo declarase ilegal esta formación por considerarla el 'frente institucional' de ETA. El fiscal Juan Moral defenderá en el juicio que Udalbiltza es una estructura más del entramado organizativo bajo el control de ETA, que facilitó fondos a la organización delictiva y que se constituyó en un contrapoder para reemplazar las funciones políticas e institucionales de Batasuna, suspendida de actividades desde 2002 e ilegalizada en marzo de 2003.

La Audiencia Nacional sentará en el banquillo a los 22 responsables de la dirección y la coordinación de Udalbiltza-Kursaal y de sus empresas asociadas, entre los que destacan José Manuel Jurado e Ibon Arbulu, encarcelados este otoño por su pertenencia a la nueva Mesa Nacional; Mirian Campos, condenada ya a 11 años de cárcel por dirigir el aparato internacional de la banda (Xaki); Xabier Alegría, condenado a 18 años como líder de KAS y EKIN, el frente político y social; o Loren Arkotxa, ex alcalde de Ondárroa y presidente de la asamblea de cargos públicos.

La Fiscalía tratará de convencer al tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de que los 22 acusados son miembros de ETA, delito por el que reclamará diez años de cárcel para cada uno, y que cuatro de ellos, Arkotxa, Alegría, Xabier Iragorri y Mikel Garmendia, incurrieron también en malversación de caudales públicos por lo que pedirá cinco años de prisión para cada uno. La suma de penas es de 240 años de cárcel.

El tribunal, presidido por Ángela Murillo, aún no ha concretado el día de septiembre que se abrirá la vista oral, aunque es casi seguro que el juicio se celebre en el pabellón de alta seguridad de la Casa de Campo, y que el proceso dure menos de un mes.

Seis sumarios

Udalbiltza sucederá a los procesos ya celebrados contra los líderes de Gestoras, de KAS-EKIN y de Jarrai-Segi, la organización juvenil de ETA y responsable de la 'kale borroka'. La Fiscalía iniciará el proceso con la gran ventaja de que ya existe una doctrina jurídica asentada que apoya sus argumentos y acepta que alguien puede pertenecer a una organización terrorista sin necesidad de manejar armas o participar de forma directa en atentados.

La doctrina jurídica la acuñó hace año y medio el Tribunal Supremo, cuando consideró terroristas a los 23 jefes de Jarrai, y la ratificó en diciembre pasado la Audiencia Nacional, cuando condenó, con ponencia de Ángela Murillo y con idéntica acusación, a 47 responsables de KAS/EKIN, Xaki, Egin, y la fundación Josemi Zumalabe, organizaciones a las que consideró "las entrañas y el corazón de la banda terrorista".

El tribunal central antiterrorista aún tiene a la espera de juicio el proceso contra Arnaldo Otegi y los otros 40 miembros de todas las mesas nacionales de Batasuna por pertenencia a ETA, y la causa que se derivará de la instrucción judicial en marcha contra los dirigentes de la nueva Mesa Nacional de Batasuna, de ANV y del PCTV.

Etiquetas