Despliega el menú
Nacional

PARTIDOS/UPN

La alcaldesa de Pamplona optará a la sucesión de Miguel Sanz al frente de UPN

Yolanda Barcina desmonta la teoría de que el presidente de la formación navarra se presentaría a la reelección.

 La alcaldesa de Pamplona y vicepresidenta de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Yolanda Barcina, desveló ayer que se presentará como candidata a sustituir al actual presidente del partido, Miguel Sanz, en el congreso que se celebrará el próximo año. Barcina, que deshojaba la margarita desde hace meses, descubrió sus cartas en una entrevista en el "Diario de Navarra".

El anuncio se produce días después de que el actual líder y presidente regional anunciase su decisión de no presentarse a la reelección en el congreso del partido. Barcina, de hecho, señala que ha decidido dar ahora el paso para evitar el bulo que defendía que Sanz había impulsado la ruptura de la coalición con el PP para poder presentarse a la reelección.

La alcaldesa de Pamplona también indica que había personas que difundían el rumor de que ella no sabía a qué carta apuntarse con la ruptura del pacto UPN-PP. "Ahora (les) voy a dejar claro dónde estoy, ahora lo van a ver muy claro", dijo. La primera edil concluye que nunca pensó apuntarse a dirigir la refundación popular en Navarra. "Yo creo en este partido y seguiré adelante con él", añadió.

Reto difícil

Yolanda Barcina también explica que su decisión es un "reto difícil" y que la comunica en un momento en el que la ruptura del pacto con el PP ha ocupado la actualidad política en las últimas semanas, circunstancia que "ha tenido su peso" en la decisión de optar a la Presidencia.

Así, reconoce que "ha cambiado el escenario" desde que comenzó a plantearse si presentaba o no su candidatura, pero se ha decidido a ello porque "seguir pensándolo mucho más tiempo era perjudicial para UPN".

Conocedora de que en el seno de UPN hay una corriente que apoyaría una posible candidatura del actual secretario general, Alberto Catalán, a la Presidencia del partido, Yolanda Barcina considera a su compañero "una de las personas más válidas" de la formación regionalista, con la que tiene "gran confianza".

En todo caso, advierte de que no cree en "bicefalias" acerca de la posibilidad de que uno de ellos fuera presidente del partido y el otro candidato a la Presidencia del Gobierno foral.

En cuanto a la ruptura del pacto con el PP, la alcaldesa de Pamplona, quien fue consejera de Medio Ambiente en el primer Gobierno de Miguel Sanz, reconoce que "la gestión de esta crisis no ha sido la más acertada" y que la actuación del PP "no ha sido la más flexible".

Alude también a la actuación del ex diputado Jaime Ignacio del Burgo y del actual diputado Santiago Cervera, ambos críticos con la dirección de UPN sobre su no rechazo a los Presupuestos Generales del Estado como propugnaba el PP, y dice Barcina de ellos: "No nos han ayudado a reconducir esta situación".

En todo caso, la alcaldesa de Pamplona se muestra "partidaria de que haya una colaboración con el PP" aunque considera "claro" que el actual pacto "no sirve", por lo que aboga por "concretar un nuevo acuerdo muy matizado".

También se multiplicaban las críticas en las filas populares de quienes ponían a caer de un burro la gestión del conflicto. Son mayoría en el Grupo Popular los parlamentarios que aseguran que podría haberse reconducido la situación antes de llegar a una confrontación irremediable y reprochan a Mariano Rajoy sus muchas vacilaciones. Estas fuentes aseguran que la inexperiencia de la nueva secretaria general, María Dolores de Cospedal, llevó a la dirección a confiar en que la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, podría convencer a su presidente para que cambiara de opinión y evitara la ruptura.

Sin embargo, en la cúpula popular desmienten esta versión de los hechos y afirman que, aunque en otros ámbitos del partido se confiaba en las gestiones de la alcaldesa, Rajoy nunca pensó que Barcina pudiera reconducir el conflicto. No obstante, Sanz intentó hasta el último momento convencer al presidente del PP para que aceptara la libertad de voto de los diputados navarros y le propuso su ausencia del pleno en la votación.

Etiquetas