Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

JUSTICIA

Justicia estudia medidas para limitar la libertad de los etarras no arrepentidos que cumplan su condena

El Gobierno baraja distintas medidas para vigilar y limitar la libertad de los terroristas que salgan de la cárcel tras cumplir sus penas, de forma especial a los que no hayan demostrado signo alguno de arrepentimiento y tengan un "pronóstico negativo de reinserción", según explicó el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

La reflexión está en línea con las aportaciones que el PP quiere realizar en septiembre próximo al paquete de iniciativas legales que va a impulsar junto al PSOE para aumentar la protección a las víctimas del terrorismo y evitar que se produzcan más casos como el del ex jefe del 'comando Madrid', Iñaki de Juana Chaos, que abandonó la cárcel tras cumplir su condena sin muestra alguna de arrepentimiento y va a vivir en el mismo edificio de San Sebastián que algunas víctimas de ETA.

El ministro y el vicepresidente del PP, Esteban González Pons, lanzaron este lunes mensajes coincidentes desde diferentes lugares: este paquete de medidas, penas adicionales y reformas legales que estudian aplicar a los terroristas podría incluir buena parte de las medidas de seguridad pensadas para aplicar a medio plazo a los maltratadores, pederastas y agresores sexuales con pronóstico de reincidencia.

Las actuaciones preventivas tras el abandono de la cárcel pueden abarcar medidas como la vigilancia mediante dispositivos electrónicos, la prohibición de residir o acudir a determinados lugares, otras opciones de libertad vigilada, la obligación de vivir en un lugar determinado o la de seguir diferentes terapias o cursos orientados a la reinserción social, entre otras.

Un abanico amplio

Las acciones, según el abanico final, pueden utilizar elementos ya existentes en el Código Penal o pueden requerir cambios en esta y otras leyes, así como la aprobación de nuevas normas. Sólo cuando todo el paquete de actuaciones se concrete se podrá saber si se trata de medidas que se podrían aplicar a los terroristas todavía presos, si son acciones sólo aplicables a futuros condenados por estos delitos, e, incluso, si sólo se les podrán imponer a terroristas por atentados o hechos posteriores al momento de la aprobación de los cambios legales.

En cualquier caso, adoptar medidas limitativas de la libertad y establecer mecanismos de vigilancia electrónica son dos de las opciones que baraja el Gobierno para controlar a los terroristas que, tras cumplir su condena, no dan muestras de reinserción.

La protección de las víctimas de ETA también pasa por impedir el disfrute de bienes a quienes tengan condenas que impliquen responsabilidades civiles que no han satisfecho, según aseguró Fernández Bermejo durante su participación en los cursos de verano de El Escorial (Madrid).

Pulseras electrónicas

El ministro de Justicia hizo hincapié en la importancia de que todas las iniciativas que se suscriban en este sentido estén dentro del marco de la Constitución y calificó como "muy eficaz" la posibilidad de establecer "limitaciones posdelictuales" a quienes vayan a abandonar la cárcel. Las medidas, indicó, se harían efectivas tanto en los casos de terrorismo como de pederastia y permitirían "vivir en libertad, pero en régimen de limitación".

"Se trata establecer mecanismos de vigilancia directos, que se pueden articular a través de medidas electrónicas", aseguró el ministro. Este sistema de seguridad, a través de pulseras controladas por GPS u otros mecanismos similares, se aplica ya a los maltratadores en Cataluña, Baleares y Madrid, y se espera extenderlo a lo largo de 2009 al resto del país. El sistema tiene como principal objetivo evitar que los agresores ataquen de nuevo a sus víctimas, pero también permite controlar sus movimientos.

El titular de Justicia, durante un comparecencia ante los periodistas, también señaló que el margen de medidas que podría adoptarse es amplio, pero que se necesita una herramienta legal que permita aplicarlas, porque si no, "por mucha imaginación que le echemos, no tendremos la posibilidad de hacerlo".

Fernández Bermejo retomó el tema de las reformas durante su discurso en la conferencia inaugural del curso 'Derechos Fundamentales y Justicia Penal'. "Cualquier reflexión en materia de limitación de derechos fundamentales debe distanciarse del momento", comentó. En su opinión, las grandes decisiones deben tomarse con la mente puesta en el horizonte. Las emociones negativas que generan los actos terroristas, las muertes por violencia machista y los delitos de pederastia deben quedar de lado para reflexionar sobre esos hechos desde la distancia, insistió.

Etiquetas