Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CORRUPCIÓN

Julián Muñoz acepta pasar tres años en la cárcel para evitar un centenar de juicios

El ex alcalde de Marbella y otros cinco ex concejales del GIL pactan con la Fiscalía para eludir decenas de juicios por delitos urbanísticos que colapsarían los juzgados.

Seis ex concejales del Grupo Independiente Liberal (GIL) en el Ayuntamiento de Marbella de la Corporación de 1995 a 1999, entre los que se encuentra el ex alcalde Julián Muñoz, ingresarán en prisión tras cerrar un pacto con la Fiscalía para no celebrar los juicios urbanísticos en los que están imputados.

Seis antiguos concejales del Grupo Independiente Liberal (GIL) que en el Ayuntamiento de Marbella encabezó Jesús Gil entre 1995 y 1999, entre ellos el que luego fue alcalde Julián Muñoz, han pactado con la Fiscalía de Málaga un año de cárcel en cada uno de los casi cien procesos en los que están imputados a cambio de no ser juzgados en vista pública.

En puridad, los seis ex concejales aceptan una pena de casi cien años de cárcel para evitar otros tantos juicios, pero se beneficiarán del precepto legal que, en estos casos, limita el tiempo de permanencia en prisión al triple de la pena más grave que les haya impuesto cuando se trate de delitos conexos. La Fiscalía admite la conexión de las casi cien operaciones inmobiliarias investigadas por tratarse de delitos contra la ordenación del territorio similares cometidos durante un mismo mandato municipal.

Por tanto, los seis ex ediles pasarán en la cárcel un máximo de tres años de cárcel, de los que hay que descontar el tiempo de ya llevan encarcelados en prisión preventiva, que oscila entre uno y dos años. Muñoz, en concreto, cumple dos años de reclusión el próximo mes de junio, y, una vez firme el pacto y cerrados los procesos, podrá beneficiarse de permisos o progresiones de grado.

Además de a Julián Muñoz, el acuerdo afecta a los ex concejales Mario Jiménez, Manuel Calle, Dolores Zurdo, Rafael González y Marisa Alcalá. Los ex ediles que están en libertad podrían ingresar en la cárcel en septiembre, una vez que se instrumente el pacto.

Portavoces de la Fiscalía de Málaga justificaron el acuerdo alcanzado en el enorme problema que para la justicia malagueña supondría afrontar la preparación y celebración de todas estas vistas orales. Con ese mismo argumento, en junio retomarán las negociaciones para cerrar pactos similares con los concejales del segundo mandato de Jesús Gil (1999-2003) imputados en ese tipo de procesos. El diálogo quedó roto, peor las dos partes acordaron volver a intentarlo en las próximas semanas.

Etiquetas