Despliega el menú
Nacional

ELECCIONES GENERALES DE 2012

Jáuregui dice que Zapatero decidirá si repite "al final de este año, no antes"

Asegura que el Gobierno no cambiará de rumbo tras el 22-M y avisa a "la otra izquierda" que mirar al pasado es "condenarse a la desaparición".

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha avanzado este lunes que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidirá si se presenta a una tercera reelección "al final de este año" y "no antes".

Durante su participación en un Desayuno Informativo, Jáuregui ha recalcado que Zapatero seguirá siendo presidente "hasta marzo de 2012" y ha opinado que "en ningún caso" anunciará su decisión después de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, sino al final del año, "lógicamente, no antes".

Además, ha apuntado que aunque Zapatero tomará su decisión "cuando toque", el PSOE trabaja "para que él sea el candidato" y el Gobierno está convencido de que su presidente lo será "hasta el final". Es más, ha recordado su compromiso de finalizar la legislatura "en cualquier caso": "El Gobierno va a terminar su mandato en marzo de 2012 y lo va a hacer con el presidente Zapatero y con su política de reformas".

Para acabar la legislatura, ha recordado que el Gobierno ha cerrado un pacto de estabilidad parlamentaria -con PNV y CC- y que desea extenderlo una vez que han pasado las elecciones catalanas.

Y, en la misma línea, ha dejado claro que la orientación reformista del Gobierno "no va a alterarse" sea cual sea el resultado de las próximas elecciones municipales y autonómicas de mayo, en la que las encuestas predicen una derrota socialista.

Para Jáuregui, lo que los ciudadanos digan "bien dicho estará", pero ello "no va a alterar el curso de los acontecimientos" en lo relativo al proceso de reformas económicas que, en otro momento de su intervención, ha calificado de "irreversible, inaplazable e imprescindible". "Nos ha tocado, nuestra responsabilidad es histórica y la vamos a cumplir", ha remachado.

Sobre la cita del 22 de mayo, ha enfatizado que tiene una dimensión "personal" y "local" porque en ella se elige a los alcaldes y a los presidentes autonómicos, y los ciudadanos "deben ser capaces" de examinarlos a ellos, distinguiendo este plano del nacional. De hecho, ha echado en falta un debate más local y menos "absorbido" por la política nacional.

El ministro de la Presidencia ha defendido las distintas respuestas del Gobierno a la crisis desde que ésta se inició en 2008 -"no ha habido bandazos"- y ha proclamado incluso que "no hay alternativa a esta política reformista y de cohesión social", acusando de "falta de realismo" a la "otra izquierda".

"Utopismo confortable"

En concreto, ha cargado contra la "izquierda anclada en un utopismo confortable" que se limita al "testimonialismo" y a acusar a la socialdemocracia de haber cedido ante el mercado y ha avisado a estos partidos de que "dar respuestas de ayer a los problemas de mañana es condenarse a la desaparición".

Para Jáuregui, negar la economía de mercado no es realista, y tampoco lo es pretender estatalizarla y, más aún, propugnar un aumento del déficit público es "suicidarse y suicidar a las próximas generaciones".

El ministro ha dedicado también críticas al PP por negar su apoyo a las grandes reformas y, además, incurrir en "excesos" que llevan "al desprestigio" de la política y de las empresas españolas. Según Jáuregui, así lo ha hecho el ex presidente José María Aznar y así lo hacen también otros portavoces del PP "afamados" y "lamentables".

No obstante, Jáuregui se ha mostrado convencido de que esta "agresividad" del PP y su táctica de "torpedear" todo lo que propone el Gobierno no impedirá que los ciudadanos se den cuenta de que su estrategia es no proponer nada "para no arriesgar".

Etiquetas