Despliega el menú
Nacional

ASAMBLEA DE IU

IU, incapaz de nombrar un nuevo líder, aplaza más de un mes su designación

Sí se ha acordado que esa comisión esté liderada por el dirigente del PCE Cayo Lara, que ha encabezado la lista más votada en la Asamblea y quien, al cerrar el cónclave del fin de semana, se ha postulado como el futuro coordinador precisamente por ser el que ha logrado más apoyos.

Izquierda Unida ha cerrado su IX Asamblea sin elegir a un sustituto de Gaspar Llamazares y nombrando una comisión encargada de los trabajos que, en el plazo de algo más de un mes, deben desembocar en una reunión del Consejo Político que designe al nuevo coordinador general.

Sí se ha acordado que esa comisión esté liderada por el dirigente del PCE Cayo Lara, que ha encabezado la lista más votada en la Asamblea y quien, al cerrar el cónclave del fin de semana, se ha postulado como el futuro coordinador precisamente por ser el que ha logrado más apoyos.

Pero ese argumento ha sido inmediatamente rechazado en declaraciones a los periodistas por el candidato de la corriente "Tercera Vía", Joan Josep Nuet, y por el dirigente balear Eberhard Grosske, quien ha asegurado que mantiene su intención de optar a liderar IU después de que sonara hoy con mucha fuerza y al final, por falta de acuerdo, su aspiración se convirtiese en papel mojado.

Este nombre fue acordado durante la pasada madrugada por dos de las corrientes de la federación, "IU abierta" o "llamazaristas" y "Tercera Vía" o "Nacional II" (por el hecho de que la base de la misma esté formada por dirigentes de Madrid, Aragón y Cataluña).

El acuerdo podía haber permitido la designación de Grosske aunque fuera por un pequeño margen (los cálculos apuntaban a que podría haber obtenido un 51 por ciento).

Sin embargo, las negociaciones de la jornada impidieron que el acuerdo se mantuviera y que representantes de la "Tercera Vía" (entre ellos Nuet) llegaran a negar que en algún momento hubiera existido, en notoria contradicción con lo que aseguran los seguidores de Llamazares.

El propio Grosske, consciente de los bandazos que han dado las conversaciones en los últimos días, no quiso en ningún momento dar por hecho su nombramiento porque consideró que sería "aventurado y prematuro".

Gran parte de la responsabilidad de que su candidatura no haya fructificado ha recaído en los representantes del PCE, que desde el primer momento se opusieron a la misma por considerar que era heredera de la gestión de Llamazares.

La lista encabezada por Cayo Lara obtuvo 39 de 90 representantes en el Consejo Político, seguida de la de Inés Sabanés ("IU Abierta", que obtuvo 25 representantes), la de Nuet ("Tercera Vía" y 17 miembros) y las minoritarias lideradas por la dirigente vasca Haizea Miguela (5) y Juan Manuel Sánchez Gordillo (4).

En función de esa representación, la comisión que velará por la gestión de IU hasta la designación del coordinador y que tendrá catorce miembros contará con cinco del PCE, cuatro "llamazaristas", tres de la lista de Nuet y una de cada una de las dos restantes.

En el cierre de la Asamblea no ha faltado la nota emotiva, protagonizada por Lara al sacar de su bolsillo una caja de música que dijo que perteneció a la Pasionaria y en la que se pudo escuchar La Internacional.

Muchos de los dirigentes de IU han subrayado que no se puede hablar de fracaso por el hecho de que por vez primera en su historia IU haya cerrado una Asamblea sin designar coordinador general, ya que creen que se han sentado las bases para la refundación de Izquierda Unida.

De hecho, la Asamblea ha aprobado un documento que fija las líneas generales de esa refundación y da un plazo de dieciocho meses para culminarla.

Etiquetas