Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

HIZO CARRERA EN ZARAGOZA

En prisión el jefe antidroga de la Guardia Civil en Málaga

el mando del instituto armado, con rango de teniente, había quedado hace unos días en libertad con cargos y sin medidas cautelares tras haber sido detenido en el transcurso de esa operación, de la que no se han facilitado más datos.

El jefe de la unidad antidroga de la Guardia Civil en Málaga, cuya identidad no se ha revelado, ha ingresado esta tarde en prisión por su presunta relación con una operación contra el tráfico de drogas.

Según han informado fuentes cercanas a la investigación, el mando del instituto armado, con rango de teniente, había quedado hace unos días en libertad con cargos y sin medidas cautelares tras haber sido detenido en el transcurso de esa operación, de la que no se han facilitado más datos.

Las mismas fuentes no han precisado si su ingreso en prisión se ha producido como resultado de una nueva declaración ante los investigadores que siguen el caso, o si es fruto de las investigaciones que habían desembocado en su detención de hace unos días.

La operación contra el narcotráfico la está llevando a cabo la Unidad de Asuntos Internos dependiente de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil y al parecer también habrían sido detenidos otro guardia civil y un ex agente del instituto armado.Carrera en Zaragoza

Respecto al teniente V. F. F., cuya carrera se ha desarrollado en su mayor parte en Zaragoza, donde también dirigía el grupo antidroga, las sospechas que recaen sobre él estarían relacionadas con la forma y los métodos empleados para investigar los delitos de narcotráfico. Esta manera de actuar estaría también en el origen de las detenciones de los guardias a su cargo.

La investigación que dio lugar a la intervención de la Unidad de Asuntos Internos comenzó la pasada primavera, cuando se abrieron diligencias para indagar en una supuesta trama relacionada con el tráfico de estupefacientes y que, al parecer, salpicaba a agentes del cuerpo destinados en la provincia de Málaga, según informó el diario Sur. Inicialmente, las pesquisas, dirigidas por un juzgado de esa capital, permitieron la intervención de un alijo que se produjo el pasado 21 de septiembre en una playa de Marbella. Ese día, los investigadores del Instituto Armado interceptaron unos 1.400 kilos de hachís que una organización dedicada al narcotráfico pretendía introducir en España, según el mismo diario.

A raíz de esa intervención, se abrieron una serie de líneas de investigación que se fueron ramificando y que dieron origen a nuevas operaciones. Una de ellas se saldó con una decena de detenidos, entre ellos un agente adscrito a la Brigada de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga, que en esas fechas se encontraba de baja, y dos abogadas. Ocho de esos arrestados ingresaron en la cárcel por orden judicial.

Etiquetas