Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

BARCELONA

Imputados por un presunto abandono de menores al salir de fiesta y dejar a su hija de cinco años sola en casa 

A las 8.55 de la mañana la Guardia Urbana de Barcelona ha encontrado a una niña de 5 años llorando en la calle Camil Oliveres. La pequeña les ha explicado que sus padres habían salido de fiesta y no habían regresado. A las 13.00 su madre ha denunciado su desaparición ante la Guardia Urbana de Horta-Guinardó y se le ha imputado un presunto delito de abandono de menores.

La Guardia Urbana de Barcelona localizó, hacia las 08,55, a una niña de cinco años que estaba llorando en una calle de la ciudad y explicó a los agentes que sus padres habían salido de fiesta y no habían vuelto aún al domicilio.

Según informó la Guardia Urbana en un comunicado, un ciudadano afirmó que una niña se encontraba en la calle Camil Oliveres del distrito de Horta-Guinardó de Barcelona sentada en la puerta de una casa, llorando.

La patrulla de agentes que acudió al lugar, llevó a la pequeña a su domicilio, situado en la calle Arc de Sant Martí del mismo distrito, y han comprobado que en la casa no había nadie.

Ante esta situación, los agentes trasladaron a la menor al hospital de la Vall d'Hebron para ser atendida por diversas picadas de pulgas que tenía en los brazos y en las piernas, al parecer de los perros que había en su domicilio.

También pusieron este caso en conocimiento de la Fiscalía de Menores, que ordenó que se hiciera cargo de la niña la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat (DGAIA).

Hacia las 13,00, la madre de la niña denunció la desaparición de su hija ante la Guardia Urbana de Horta-Guinardó, donde se le notificó que se le imputa un presunto delito de abandono de menores. Los Mossos d'Esquadra se hicieron cargo de las investigaciones sobre este caso, al ser el cuerpo de policía que tiene las competencias.

Etiquetas