Despliega el menú
Nacional
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesCarles Puigdemont, detenido en Cerdeña (Italia) por la orden de busca y captura del Supremo

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

ICV admite que "a lo mejor fue un error" no dar cuenta a Carod-Rovira del acuerdo con el Gobierno

El republicano señala que Montilla conocía los movimientos de la formación de Saura, pero que no tenía por qué compartirlos.

El secretario general de ICV, Jordi Guillot, admitió que "a lo mejor fue un error" que su formación no informara del acuerdo que alcanzaron la formación de izquierdas y el Gobierno en torno a la financiación, antes de hacerse público, al vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluis Carod-Rovira. Más aún teniendo en cuenta que el republicano ejercía aquel fin de semana de president de la Generalitat en funciones. Carod-Rovira, por su parte, agradeció este reconocimiento al número dos de ICV y subrayó que el jefe del Ejecutivo, José Montilla, sí conocía los movimientos de ICV, pero que no tenía por qué compartirlos.

Guillot, durante una entrevista en TV3, consideró que el acuerdo entre ICV y el Gobierno por el que éste se compromete a llegar a un acuerdo de financiación en tres meses "es bueno", porque ahora el Ejecutivo del PSOE tiene una nueva fecha límite para presentar un modelo de financiación para Cataluña acorde con el Estatut, cuando, tras el incumplimiento de la fecha del 9 de agosto, "no había fecha límite". De la comparecencia en el Congreso del vicepresidente económico, Pedro Solbes, el secretario general de ICV dijo esperar que se explique cuáles son las nuevas propuestas.

"Si son las mismas, no habrá acuerdo", advirtió Guillot, que aseguró que su formación desea que a partir de ahora se puedan ir encajando las piezas para llegar a un acuerdo "antes de la votación de los PGE". En cuanto a las críticas recibidas por parte de ERC y CiU por el acuerdo con el Gobierno del PSOE, el número dos de ICV dejó claro que una cosa es la unidad de los partidos catalanes para reclamar una buena financiación y otra es que ICV decida pedir explicaciones al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Así, Guillot, reiteró que "no tiene nada que ver" el acuerdo entre las fuerzas políticas catalanas con la "libre decisión" de ICV de llevar al Congreso las iniciativas que los ecosocialistas crean convenientes "mientras no se ponga en peligro la financiación". En cualquier caso, el secretario general de la formación de izquierdas dejó claro que ICV "no ha negociado ningún contenido de la financiación" y reconoció que "a lo mejor fue un error" no informar a Carod-Rovira, cuando sí se habló con Montilla. "Hubiera valido la pena también informar al señor Carod-Rovira", dijo.

En Madrid se frotan las manos

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, agradeció a Guillot el reconocimiento y subrayó que Montilla conocía los movimientos de ICV, pero que no tenía por qué compartirlos, aunque reconoció que le hubiera gustado ser informado por parte de Joan Saura. Sin embargo, evitó entrar en las críticas a ICV por su acuerdo con el Gobierno, porque estos asuntos "no son el tema central". "Si cada uno tira por su lado en Madrid, nos volverán a tomar el pelo", advirtió Carod-Rovira, que también avisó de que "mientras vamos los unos contra los otros, en Madrid se están frotando las manos".

Mientras, el diputado de ERC en el Congreso Joan Tard, advirtió de que su partido "difícilmente podrá legitimar una segunda trampa" del PSOE si no se despliega el Estatut y su sistema de financiación. Aunque no especificó cuál sería la decisión de su partido en ese "hipotético caso", pero afirmó que "tendría una traducción política". "Se podría dar el caso de que ERC abandonase el Gobierno o que continuase previa consulta de las bases, o también que el Gobierno no tuviera suficiente mayoría y el president optase por convocar nuevas elecciones", dijo, aunque dejó claro que son hipótesis.

Etiquetas