Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PAÍS VASCO

Ibarretxe anima a los vascos a denunciar ante la UE la negativa del Ejecutivo a celebrar la consulta

Una avalancha de denuncias contra España en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Esta es la estrategia con la que el lendakari, Juan José Ibarretxe, buscará superar el bloqueo a su referéndum si finalmente el Tribunal Constitucional anula la Ley de Consulta aprobada por el Parlamento Vasco. Fue el propio Ibarretxe el que anunció que él, como lendakari, y cada uno de los consejeros de su Gabinete presentarán denuncias "a nivel individual" contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ante el Tribunal e instó al resto de ciudadanos vascos a hacer lo propio como respuesta a la negativa del Ejecutivo español a permitir su referéndum. Tras conocer el anuncio de Ibarretxe el propio Zapatero afirmó desde Bruselas que Estrasburgo no es el cauce "adecuado" para sus reivindicaciones, aunque reconoció que tiene "derecho" a presentar dicho recurso.

Fue después de la celebración del primer consejo de Gobierno vasco tras el parón veraniego, que como es tradición se celebró en el Palacio Miramar de San Sebastián, cuando Ibarretxe anunció que llevará su consulta, prevista para el 25 de octubre, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El presidente vasco señaló que interpondrá su demanda el 16 de septiembre tanto si en esta fecha hay un pronunciamiento negativo del Constitucional prohibiendo la consulta como si éste no se ha producido todavía.

"La vulneración ya se habría producido y quedarían ya dañados para siempre los derechos fundamentales individuales" al no poder convocarse la consulta para el 25 de octubre, apuntó el lendakari que denunció que al prohibir que la sociedad vasca "se pronuncie", el Estado español vulnera "el Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales". Ibarretxe calificó la situación "atropello democrático" y abogó por "poner en la agenda europea" el debate sobre el derecho a decidir de la sociedad vasca. "Creemos que, sin ninguna duda, existe causa, legitimación y condiciones formales temporales y sobre todo que existen derechos individuales vulnerados".

Así, quiso lanzar un mensaje de "calma, serenidad, de mirar al frente, pero no de resignación o de pasividad", un mensaje "de movilización pacífica desde un punto de vista social, pero activa en lo político y jurídico" por lo que invitó a "todo aquel que sienta que sus derechos fundamentales son violados por no permitirle ser consultado" se sume "de todo corazón" a esta iniciativa del tripartito que estará impulsada por los partidos y que, de momento, contará con las demandas individuales del propio Ibarretxe y cada uno de sus consejeros.

Desde Bruselas, donde participó en el Consejo Europeo extraordinario para abordar el conflicto en Georgia, Zapatero advirtió que recurrir a Estrasburgo no es el cauce "adecuado" para que el Gobierno vasco recurra la negativa del Ejecutivo de permitir la celebración de la consulta, si bien reconoció que tiene "derecho" a presentar dicho recurso. "Todo el mundo puede ejercer su derecho aunque la pretensión sea manifiestamente inadecuada por lo que representa el cauce, la instancia y el contenido", afirmó.

Una petición que, según el ministro del Interior no es otra cosa que un "ejercicio político" basado en la "estrategia" de acudir a "cualquier sitio para producir noticias". "Irán a cualquier sitio porque a cada cosa que acuden producen una noticia", afirmó Rubalcaba durante una rueda de prensa en el Ministerio del Interior en la que también señaló que con actuaciones como esta el Gobierno vasco demuestra que es consciente de que su consulta es inconstitucional --algo que, según señaló, sabe que hasta un estudiante "de primero de Derecho"-- y que solo busca usarla como "bandera" para las próximas elecciones autonómicas.

Ibarretxe, "a la deriva"

Desde Ferraz, y tras conocer el anuncio de Ibarretxe, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, denunció que el lendakari se pone la venda antes de verse la herida lo que viene a demostrar que desde el Ejecutivo vasco dan "por hecho" que la sentencia será negativa porque saben que no se ajusta a la Constitución. "Ibarretxe da por hecho que va a tener una sentencia negativa del Tribunal Constitucional porque sabe perfectamente que la previsión que hace de consulta no se ajusta al texto de nuestra Constitución", señaló Blanco que aseguró que los socialistas son "respetuosos" con las decisiones que adopte el Gobierno vasco pero defendió que esas decisiones deben tomarse "dentro y en cumplimiento de la ley".

Y casi de forma simultánea en la sede central del PP en Génova era la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, la que saltó a la palestra para calificar de "barbaridad" la invitación del lehendakari a los vascos para denunciar a España ante Estrasburgo. La dirigente popular lamentó que Ibarretxe quiera sumergir a la sociedad vasca en su "deriva" soberanista y le emplazó a abandonar este tipo de "chantajes y desafíos" al Estado que "sólo perjudican los intereses de los ciudadanos vascos". Además, De Cospedal volvió a exigir al Gobierno que vele por el cumplimiento de la ley y la Constitución y no ceda ni un ápice ante los despropósitos de Ibarretxe.

Etiquetas