Nacional
Suscríbete

Por apuñalamiento

Tres policías heridos por un hombre que les apuñaló y disparó con sus armas

El hombre que ha atacado a los agentes con un arma blanca también disparó a los policías tras arrebatar el arma a uno de ellos.

Varios agentes vigilan la zona donde han resultado heridos sus compañeros
Tres policías heridos por un hombre que les apuñaló y disparó con sus armas
VÍCTOR LERENA

Tres policías nacionales han resultado heridos, uno de gravedad aunque su vida no corre peligro, al ser atacados por un hombre que, al ser identificado, les atacó con un arma blanca de grandes dimensiones, arrebató las armas reglamentarias a dos de ellos y efectuó varios disparos.

El hombre, un nigeriano de 35 años y con numerosos antecedentes por resistencia y desobediencia, fue reducido y detenido finalmente en el lugar en el que han ocurrido los hechos, un pequeño parque ubicado en la calle Salvador de Madariaga, entre la mezquita y el tanatorio de la M-30.

El suceso ha ocurrido sobre las 11.30 horas en el citado parque, en el que una patrulla integrada por un policía de 22 años y una agente en prácticas de la misma edad han tratado de identificar a un hombre.

Las identificaciones y la presencia policial en esta zona es habitual, ya que suelen coincidir en la misma "gorrillas" o personas que se dedican a pedir dinero por ayudar a aparcar, y en ocasiones se registran robos y peleas, según las mismas fuentes.

Al acercarse al sospechoso, éste ha sacado un arma blanca de grandes dimensiones, similar a un machete, ha apuñalado al policía y, cuando su compañera ha sacado su arma reglamentaria para defenderse, se la ha arrebatado.

Por causas que se investigan, aunque todo apunta a que la pistola tenía el seguro puesto y no ha sido capaz de quitarlo, el sospechoso ha tirado el arma de fuego y ha comenzado a huir, aunque a escasos metros se ha topado con otros dos agentes, que habían sido alertados del suceso por los policías atacados.

El agresor ha forcejeado con estos dos agentes, ha apuñalado a ambos, ha quitado la pistola a uno de ellos y ha efectuado varios disparos, uno de los cuales ha impactado, a escasa distancia, en el chaleco salvavidas de uno de los agentes, que ha salvado la vida gracias al mismo, según han destacado la Jefatura Superior de Policía y los sindicatos policiales.

En este forcejeo alguno de los agentes, al parecer ha efectuado también algún disparo, aunque esto es algo que aún se investiga, ya que se tiene que tomar declaración a los agentes implicados.

Otra pareja de agentes que también ha acudido al ser solicitados refuerzos ha logrado finalmente reducir y detener al agresor, un hombre alto y de más de cien kilos de peso que cuenta con numerosos antecedentes, el último el pasado mes de julio.

Hasta hace unos meses estaba en situación irregular en España, aunque la Jefatura no ha podido precisar si ya ha legalizado su situación.

La policía que se ha visto implicada en el suceso lleva en prácticas desde el pasado mes de marzo y ha permanecido en el lugar de los hechos parte de la mañana, visiblemente afectada, colaborando con los compañeros de Policía Científica y del Grupo VI de Homicidios que investigan el suceso.

Mientras, el Samur ha trasladado al hospital Gregorio Marañón a su compañero, que presentaba heridas de arma blanca en la cabeza, el hombro izquierdo y la escápula derecha, y cuyo estado es grave aunque en las últimas horas evoluciona favorablemente.

Los otros heridos, no graves, son un policía de 29 años, con una herida de arma blanca en la cabeza, y un agente de 32 años que presentaba una puñalada en el hemitórax izquierdo, una herida en la cabeza y una contusión en el pecho, causada supuestamente por el impacto de la bala en su chaleco antibalas.

El Samur también ha trasladado al hospital al presunto agresor, que en el forcejeo se ha cortado el dedo meñique de la mano derecha, y al que la Policía prevé tomar declaración en las próximas horas.

Varios testigos del suceso han escuchado hasta seis disparos y han sentido miedo porque vieron como el hombre que se enfrentaba a la policía huyó momentáneamente con una pistola en la mano, antes de ser detenido.

Los sindicatos policiales han reclamado que se dote de chalecos antibalas a todos los agentes de la Policía Nacional, después de que hoy uno de los agentes haya "salvado la vida" gracias a que portaba uno "que había comprado él mismo".

Etiquetas