Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ES UNA PRÁCTICA HABITUAL

Guinea Bissau apresa a tres barcos españoles por repostar en alta mar

Las autoridades de Guinea Bissau mantienen apresados desde la madrugada del pasado 9 de octubre a tres barcos pesqueros con base en Huelva, a los que han impuesto una sanción de 100.000 euros por embarcación, tras ser acusados de repostar gasóleo en alta mar, sistema conocido como 'bunkering'.

 

Los armadores estás llevando a cabo gestiones ante la delegación de la Unión Europea y la embajada española en Guinea Bissau ya que ésta es una práctica completamente habitual y con la que, hasta ahora, nunca habían tenido ningún problema. Sobre estos contactos informó en un comunicado el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, quien además de señalar que están llevando a cabo las gestiones pertinentes, también apuntaron que la presunta infracción de los barcos españoles no es de naturaleza pesquera.

En concreto, los buques apresados son el 'Sierra Mar de Huelva', de la empresa Baltimar; 'Febel III', de Mariscos Rodríguez, ambos con sede en la capital, y 'Alfonso Riera I', de la compañía que registra su mismo nombre, con base en el municipio de Lepe.

Según informaron fuentes de una de las empresas armadoras, la tripulación está formada por unas 50 personas, entre las que hay un total de 10 españoles. Todos ellos se encuentran "bien", aunque, señalan, están desesperados "al estar retenidos en el puerto de Guinea Bissau por suministrar combustible en alta mar, ya que al intentar hacer mareas lo más completa posible, el repostaje en puerto no es suficiente".

Según las mismas fuentes, se trata de práctica "habitual y totalmente legal que se realiza desde hace 30 años y con la que nunca ha habido ningún problema", por lo que se están llevando a cabo gestiones ante la delegación de la Unión Europea y la embajada española en Guinea Bissau.

En cualquier caso, los armadores esperan que el Gobierno "realice una gestión de alto nivel" para dar solución a esta sanción, que fue interpuesta el pasado 13 de octubre y cuyo plazo finaliza el próximo miércoles 28. La empresa armadora insistió en que las embarcaciones "repostaron el combustible de acuerdo con la normativa aprobada en 1982, que sanciona cuando el repostaje se realiza más allá de 24 millas". de hecho, insisten, no es la primera vez que se hace y nunca habían tenido este tipo de problemas.

El Gobierno intenta aclarar la situación

Tras hacerse pública la noticia, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, así como el de Exteriores, se han pronunciado asegurando que trabajan de forma coordinada en las gestiones necesarias para resolver la situación de estos barcos. A través de un comunicado, el ministerio que dirige Elena Espinosa informó que mantiene comunicación constante con la UE sobre este asunto.

Del mismo modo, señalan que la Embajada de España en el país, que presta la asistencia consular necesaria a través de un contacto permanente con los capitanes de los buques retenidos, está llevando a cabo las gestiones oportunas con las autoridades locales.

En la misma nota de prensa, el Ministerio de Medio Ambiente y medio Rural y Marino recalca que el 'bukering' no está contemplado en el Acuerdo de Pesca entre la Unión Europea y Guinea Bissau, en amparo del cual faenaban en esta país los tres vascos retenidos. Así, subraya que la presunta infracción administrativa no es de naturaleza pesquera.

Etiquetas