Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

Garzón sienta en el banquillo a cinco responsables de PCTV por integración en ETA

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, a petición de la Fiscalía, procesó por integración en ETA a las ex diputadas del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK/PCTV) Nekane Erauskin y Karmele Berasategi, al presidente de esta formación, Juan Carlos Ramos, y a sus tesoreros Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto.

En un auto de 148 páginas, el magistrado relata que todos ellos convirtieron al partido ahora ilegalizado en una "marca" al servicio de Batasuna, que usaba esas siglas en "función del interés del complejo terrorista liderado por ETA". Desde el 2005, explica el juez, PCTV se integró en el "frente institucional" de la banda para "continuar la acción delictiva" que dictaba ETA/EKIN/Batasuna.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional insiste en que la prueba más clara de la sumisión y "fagocitación" del Partido Comunista de las Tierras Vascas por parte de Batasuna son sus cuentas. Afirma que ha quedado demostrado que los responsable de EHAK no dudaron en hacer un "vaciado" de sus arcas para garantizar la supervivencia de la coalición proscrita. Así, los militantes de Batasuna dispusieron de 837.000 euros con los que "contribuyeron al sostenimiento del entramado político de la organización terrorista, gracias a la presencia en las instituciones democráticas".

La "subordinación" económica a las directrices de Batasuna, relata, llegó al extremo de que el PCTV y la también ilegalizada Acción Nacionalista Vasca hicieron una suerte de "caja única" en la que se vertían todos los recursos económicos, que luego eran usados por dirigentes de la histórica coalición proscrita. La dependencia de Batasuna de los recursos de Tierras Vascas llegó al punto de que su Mesa Nacional utilizaba como propia la sede del PCTV en el polígono Belartza de San Sebastián, señala el instructor, quien recuerda que en esos locales la Policía se incautó de numerosa documentación interna del partido entonces ya ilegalizado.

Toda esta estrategia fue diseñada en al menos tres reuniones entre los dirigentes de la coalición y de EHAK que tuvieron lugar entre junio y septiembre de 2007 y en las que participaron, entre otros, Joseba Permach, Juan José Petrikorena o Juan Cruz Aldasoro.

"Referente político"

"PCTV fue fagocitada por Batasuna perdiendo el carácter autónomo que pudo haber tenido en el marco de la denominada izquierda abertzale y pasó a desempeñar el papel que le correspondía a Batasuna cuando ésta lideraba el denominado frente institucional' de ETA", apostilla Baltasar Garzón, para quien no cabe duda de que el partido que lidera Erauskin, al menos en la legislatura en la que tuvo presencia en el Parlamento de Vitoria, se convirtió "referente político del complejo terrorista consciente ya, en forma definitiva, de la imposibilidad de su vuelta a la legalidad".

En su extenso relato de hechos, el juez de la Audiencia Nacional hace hincapié en la colaboración del PCTV con la estrategia de ETA, sobre todo en su oposición al ferrocarril de alta velocidad. Según el magistrado, los dirigentes del partido "se han aliado con Segi, Askatasuna y el denominado Movimiento Pro Amnistía para participar en la ejecución de campañas auspiciadas por ETA/Batasuna en contra del Tren de Alta Velocidad, distribuyéndose los tiempos y los objetivos, complementando las acciones de violencia contra los bienes y los atentados contra la vida desplegados por ETA".

Etiquetas